Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

El 27 de mayo es la fiesta litúrgica de la Santísima Trinidad. Y, en la Iglesia, se celebra la Jornada Pro Orantibus o, dicho de otro modo, la jornada de oración por la vida contemplativa. Se trata de un día para rezar por los que rezan por nosotros y por el mundo, un día para pedir por las vocaciones a la vida contemplativa, tan necesarias para la Iglesia y para nuestra sociedad. La jornada se presenta bajo el lema “solo quiero que le miréis a Él” y es una invitación a reconocer la labor de los religiosos y religiosas que hay en los monasterios de vida contemplativa y a pedir por más vocaciones para estos monasterios.

 

EL MISTERIO Y CERCANÍA DE DIOS

Dios no quiere estar lejos de los que ama, por eso nos da su presencia constante como Padre, como Hijo y como Espíritu Santo que se hace cercano y fuente de felicidad. A través del Hijo Jesús, hemos conocido el amor de Dios y en él hemos puesto nuestro ideal, nos dice la letra de una canción; un amor que nos iguala, nos reúne, nos une y potencia lo mejor de cada uno en busca del bien común.

EL MISTERIO Y CERCANÍA DE DIOS

Dios no quiere estar lejos de los que ama, por eso nos da su presencia constante como Padre, como Hijo y como Espíritu Santo que se hace cercano y fuente de felicidad. A través del Hijo Jesús, hemos conocido el amor de Dios y en él hemos puesto nuestro ideal, nos dice la letra de una canción; un amor que nos iguala, nos reúne, nos une y potencia lo mejor de cada uno en busca del bien común.

La Iglesia universal celebra el 27 de mayo, en la Solemnidad de la Santísima Trinidad, la Jornada “Pro Orantibus”, en recuerdo y oración por las comunidades de vida consagrada contemplativa, tanto masculina como femenina, cuya vocación es la oración y el trabajo desde el silencio y el recogimiento.

El jueves pasado se celebró la fiesta de Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote. Se trata de una fiesta en la que los sacerdotes de la diócesis de Guadix se reúnen para compartir una jornada de oración y de convivencia. Y así se hizo el 24 de mayo, en el Centro Diocesano de Espiritualidad, de Guadix. Se dieron cita la mayor parte de los sacerdotes de la diócesis, jóvenes y mayores, y rezaron juntos. El administrador diocesano, José Francisco Serrano, habló de algunas de las iniciativas que están programadas y, sobre todo, de cómo habrá de encarar el próximo curso pastoral, a la vuelta del verano, que se puede iniciar -aunque no se sabe nada- todavía con la sede episcopal vacante.

Se ha celebrado en Córdoba, los días 22 y 23 de mayo, la CXL Asamblea de Obispos del Sur de España, integrada por los Obispos de las diócesis de Sevilla, Granada, Almería, Asidonia-Jerez, Cádiz y Ceuta, Córdoba, Huelva, Málaga y Jaén. También han asistido el Obispo emérito de Cádiz y Ceuta, y el Administrador Diocesano de Guadix.

Comenzó la Asamblea con un retiro de oración, dirigido por el Obispo de Córdoba, D. Demetrio Fernández, que habló de sobre la última exhortación apostólica del Papa Francisco, Gaudete et Exsultate, sobre la llamada a la santidad en el mundo actual.

Hace unos meses visitaba la parroquia de Jérez del Marquesado Nuria Granados, madre de familia y catequista de Chauchina, para contar su experiencia como misionera en Togo (África), colaborando con una Fundación de los Salesianos durante los meses de verano. Ella volvió de allí impactada y también ilusionada con varios proyectos por completar: construcción de un pozo de agua, de una escuela y de una capilla.

Organizado por el Ayuntamiento de Guadix, cuenta con la participación del Centro de Estudios Pedro Suárez y servirá para homenajear al historiador Carlos Asenjo Sedano

El viernes 25 de mayo tendrá lugar en Guadix el I Encuentro de Centros de Estudios Locales, con motivo del homenaje al historiador Carlos Asenjo Sedano. Se trata de un acto organizado por el Ayuntamiento de Guadix, en el que se hablará de la necesidad y la actualidad de los centros de estudios locales.

 

Cantos, danzas y oraciones marcaron la Vigilia diocesana de Pentecostés, que se vivió en Cogollos de Guadix el sábado 19 de mayo

La diócesis de Guadix celebró la Vigilia de Pentecostés en un clima de oración y de fiesta. La celebración tuvo lugar en la parroquia de Cogollos de Guadix, el sábado 19 de mayo, víspera de la solemnidad de Pentecostés. Allí se dieron cita numerosas personas de diferentes parroquias, que participaron con los cantos, las reflexiones y hasta con la danza. Fue una vigilia de oración que, como viene siendo habitual, estaba organizada por la delegación de apostolado seglar.

 

RECIBID EL ESPÍRITU SANTO     

Concluimos hoy el tiempo de Pascua y es el Espíritu Santo el protagonista: transforma a los discípulos y une en un mismo sentir a los que son diferentes; reúne a la familia humana dividida en grupos, sectas y partidos que no hablan el mismo lenguaje, sino que cada uno habla el lenguaje de sus propios temores e intereses (Hch 2,1-11); es lazo de unión entre los miembros de la Iglesia comunicando sus dones a favor del bien común y produciendo frutos como alegría, amor, paz, comprensión, servicio, bondad, lealtad, amabilidad, dominio de sí. “Hay diversidad de carismas, pero un mismo Espíritu;… y hay diversidad de actuaciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos” (1Cor 12,3b-7.12-13); envía a los discípulos como mensajeros de paz y perdón y ellos se llenan de alegría (Jn 20,19-23).