Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

El Ayuntamiento de Baza y la Diócesis de Guadix- Baza han dado un paso fundamental para el acondicionamiento y uso con fines turísticos y divulgativos de los túneles antiáreos existentes bajo la Colegiata de Nuestra Señora Santa María de la Encarnación, conocida como La Mayor, mediante la firma de un convenio que han rubricado esta mañana el Administrador Apostólico de Guadix, Mons. Ginés García , y el alcalde de Baza, Pedro Fernández.

El primer nombramiento de d. Ginés recién llegado a la diócesis de Guadix recayó sobre mi persona, nombrándome Vicario Judicial del obispado.
Con él en la diócesis y mediante el Tribunal Eclesiástico, la presencia de “lo canónico” se fue haciendo más normal en los distintos campos de la pastoral, pero sobre todo en la pastoral familiar y matrimonial, algo que se venía demandando desde tiempo atrás y que el Papa Francisco ha puesto en primera línea con la encíclica Amoris Laetitia.

Con esta expresión intento sintetizar la repercusión que ha tenido en muchos de nosotros el traslado de don Ginés a Getafe. Sabor agrio, por lo que significa la separación de un Obispo que durante ocho años nos ha dirigido muy acertadamente, con unas actitudes de cercanía, comprensión y habilidad admirables. Sabor dulce, porque, aparte de que su cambio pueda entenderse como una promoción, es ciertamente un reconocimiento de que, por sus virtudes y cualidades, así como por sus varios cargos de carácter nacional, necesitaba estar más cerca de Madrid. Como él mismo ha declarado, en Guadix se ha hecho obispo, o sea, ha madurado ministerialmente para afrontar la dirección de una diócesis notablemente mayor que la nuestra. Con esta doble sensación aceptamos su marcha y le deseamos una fecunda labor pastoral en la madrileña.

 

 

Mons. Ginés García, en uno de sus últimos actos como Obispo de Guadix, ha querido visitar a los seminaristas del mayor, que se encuentran en Murcia. Los seminaristas de la diócesis accitana, como son pocos, cursan sus estudios en el Seminario de la diócesis de Cartagena, junto a aquellos seminaristas. Y el Obispo se desplazó, el lunes 20 de febrero, hasta la ciudad de Murcia para pasar la jornada con ellos.

¡Qué difícil decir adiós!
CURSILLOS DE CRISTIANDAD - GUADIX-BAZA


El pasado viernes 26 de enero un grupo de miembros de la Escuela y del Secretariado fuimos recibidos, en su casa, por nuestro obispo D. Ginés, ante su inminente marcha a la Diócesis de Getafe .
¡Qué difícil resulta despedirse, aun tratándose de un “adiós” lleno de esperanza y la mirada y el oído atentos a la voluntad del Señor!

La diócesis de Guadix celebró, el sábado 17 de febrero, la Misa de despedida de Mons. Ginés García como Obispo de Guadix. Para D. Ginés, además, fue una Misa de acción de gracias por estos 8 años que ha estado como pastor en la diócesis accitana. Y para todos, fue una celebración muy emotiva, muy concurrida y en la que se expresó el cariño de muchos fieles al Obispo que se va a Getafe.

La celebración tuvo lugar en la catedral, que se llenó. Había personas de todos los rincones de la diócesis, algunos venidos de lejos. También había una amplia representación de diversas instituciones: alcaldes, Policía, Guardia Civil, empresas, asociaciones, hermandades,… Y, sobre todo, muchas personas que, al final de la celebración, quisieron despedir al Obispo con un abrazo. También había muchos paisanos de D. Ginés, venidos de la diócesis vecina de Almería; algunos de su última parroquia, la de San Sebastián.

 

MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS POR EL MINISTERIO EPSICOPAL EN GUADIX

 Guadix, 17 de febrero de 2018

“¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?” (Salmo 115)

  Estas palabras del salmo expresan muy bien lo que siente mi corazón en este momento. Realmente no sé cómo puedo pagar al Señor el bien que me ha hecho al elegirme  para ser vuestro Obispo durante estos ocho años. Dios, Padre bueno, me ha bendecido en la persona de Cristo para ser sacramento de su presencia entre vosotros, y me ha permitido anunciar la salvación en medio de este pueblo que es la diócesis de Guadix.

 

ENTRA CON JESÚS EN EL DESIERTO Y BUSCA EN TU INTERIOR

Quizás en este tiempo de cuaresma que iniciábamos, con la imposición de la ceniza, el miércoles pasado, sea bueno y saludable ponerse en manos del Señor y comenzar, cada día, con las palabras del Salmo 24: “Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas; haz que camine con lealtad: enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador”. Al fin y al cabo, este tiempo de “desierto” –lugar de prueba, de experiencia y de encuentro con Dios-, nos está empujando a descubrir que el Dios de la Vida en el que creemos, es un Dios que continuamente nos está buscando para hacer un pacto con nosotros (Gén 9,8-15) y hacer germinar la vida, la alegría, en medio de nosotros, porque su ternura y su misericordia hacia el hombre y la mujer son eternas; es decir, Dios tiene pasión por el ser humano y nos quiere con todas su fuerzas. Esto es lo que descubrimos en cada pasaje de la Biblia.

ENTRA CON JESÚS EN EL DESIERTO Y BUSCA EN TU INTERIOR

Quizás en este tiempo de cuaresma que iniciábamos, con la imposición de la ceniza, el miércoles pasado, sea bueno y saludable ponerse en manos del Señor y comenzar, cada día, con las palabras del Salmo 24: “Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas; haz que camine con lealtad: enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador”. Al fin y al cabo, este tiempo de “desierto” –lugar de prueba, de experiencia y de encuentro con Dios-, nos está empujando a descubrir que el Dios de la Vida en el que creemos, es un Dios que continuamente nos está buscando para hacer un pacto con nosotros (Gén 9,8-15) y hacer germinar la vida, la alegría, en medio de nosotros, porque su ternura y su misericordia hacia el hombre y la mujer son eternas; es decir, Dios tiene pasión por el ser humano y nos quiere con todas su fuerzas. Esto es lo que descubrimos en cada pasaje de la Biblia.

 

MISA DE ACCIÓN DE GRACIAS POR EL MINISTERIO EPSICOPAL EN GUADIX

 Guadix, 17 de febrero de 2018

“¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?” (Salmo 115)

  Estas palabras del salmo expresan muy bien lo que siente mi corazón en este momento. Realmente no sé cómo puedo pagar al Señor el bien que me ha hecho al elegirme  para ser vuestro Obispo durante estos ocho años. Dios, Padre bueno, me ha bendecido en la persona de Cristo para ser sacramento de su presencia entre vosotros, y me ha permitido anunciar la salvación en medio de este pueblo que es la diócesis de Guadix.