+Juan García Santacruz, obispo de Guadix - Diócesis de Guadix
+Juan García Santacruz, obispo de Guadix

+Juan García Santacruz, obispo de Guadix

Guadix, 19 de marzo de 2006 Queridos sacerdotes y fieles diocesanos: Nuevamente nos disponemos a celebrar las solemnidades de Semana Santa, introduciéndonos en el "misterio" de Cristo, Dios y Hombre que entregó libremente su vida, poniendo en aquella muerte todo su amor por nosotros. La vida terrena del Dios hecho Hombre tuvo un lugar determinado donde se desarrolló, en un momento concreto de la Historia; pero trascendió a todos los tiempos, lugares y personas para que cuantos creen en él tengan vida eterna (cf. Juan 3, 16). Todos los años, en la tarde del Viernes Santo, al participar en la Conmemoración de la Muerte del Señor, adoramos a la Santa Cruz porque en ella el Amor ha muerto amando. El lugar privilegiado, elegido por Dios, fue Palestina, la "Tierra Santa", tan querida por todos los creyentes. Actualmente las comunidades cristianas pasan por serias dificultades a causa de la violencia, el terror, la persecución…, que ocasionan el descenso numérico de cristianos y la imposibilidad material para conservar los lugares en que se realizó la Redención. Hace unos años llegaba al mundo entero su angustioso clamor solicitando ayuda. La Iglesia universal se solidarizó y se sigue solidarizando con la Iglesia de Tierra Santa. Para unirnos a estos sentimientos de solidaridad y amor, el próximo día 14 de abril, Viernes Santo, además de nuestras oraciones por los hermanos de la Iglesia en Jerusalén, haremos en todos los templos de la Diócesis como está mandado, la COLECTA PONTIFICIA A FAVOR DE LOS SANTOS LUGARES. Es un deber de justicia y de caridad. Nuestra generosa colaboración será una forma afectiva y efectiva de decir a los cristianos de Tierra Santa que no están solos. Y demostraremos que "la caridad de las obras corrobora la caridad de las palabras" (NMI, 50). Con gran afecto en Jesús y Maria. Fdo.: Juan García-Santacruz Ortiz

CUARESMA, SEMANA SANTA, PASCUA CARTA A LOS SACERDOTES 22 de marzo de 2009 Queridos sacerdotes: Cuando ya va más que mediada la Cuaresma y nos acercamos a la Pascua, como es mi costumbre, me dirijo a vosotros para reconocer y agradecer vuestros trabajos cuaresmales, y alentaros en los que se avecinan con la Semana Santa. Sea todo, como diría San Ignacio, "ad maiorem Dei gloriam" 1. CUARESMA. "Ea, volvamos al Señor" (6,1). Con esta emotiva y breve exhortación el profeta Oseas intentaba hacer ver al pueblo la necesidad de una conversión sincera y radical; y animaba a sus gentes al conocimiento de Dios - "esforcémonos por conocer al Señor" (6,2) -. Esta exhortación nos viene bien a los sacerdotes personalmente; también para que la transmitamos a nuestros fieles. Todos tenemos necesidad de convertirnos ya que, en nuestra propia existencia, hay zonas quebradas, rotas, que necesitan restauración, zonas oscuras que han de ser iluminadas por la luz del Evangelio. En nuestro caminar hacia la Pascua, es necesario que nosotros, sacerdotes, hagamos una reflexión profunda sobre nuestra conducta, para llegar a la convicción de que necesitamos apartarnos de aquello que dificulta nuestra íntima unión con Dios y la identificación con Jesucristo. Y es necesario también que ofrezcamos esa misma reflexión profunda a nuestras comunidades parroquiales, hermanos y cofrades, y a todas las personas que están a nuestra atención pastoral, para que vuelvan al Señor, y se esfuercen por conocer al Señor. La caridad pastoral nos impulsa a ayudar a nuestros fieles para que respondan generosamente a las posibles llamadas a la conversión; a robustecer su fe con la oración y a dar buen testimonio cristiano con sus vidas ejemplares. Tendremos que intensificar nuestros trabajos a favor de su formación con homilías, catequesis, conferencias, predicaciones en los cultos de las Hermandades y Cofradías, etc. Será necesario facilitar el sacramento del perdón para que experimenten la misericordia de Dios por medio de las confesiones personales, además de las Celebraciones Comunitarias de la Penitencia, con absolución individual, como soléis hacer ejemplarmente ayudándoos unos a otros en los arciprestazgos. Así caminamos todos hacia la Pascua con Amor 2. SEMANA SANTA. Es, entre todas las semanas del año, la más importante para los cristianos; está santificada por los acontecimientos que conmemoramos en la liturgia, y consagrada a Dios de manera muy especial. La Iglesia, al conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo, se santifica y renueva a sí misma. 2.1 DOMINGO DE RAMOS. Se inaugura la "Semana Mayor" con el Domingo de Ramos, en el que se celebran los dos motivos centrales del misterio pascual: la vida o el triunfo, mediante la procesión de ramos en honor de Cristo Rey, y la muerte o el fracaso, con la correspondiente proclamación evangélica de la Pasión. 2.2. MISA CRISMAL. Nuevamente el Señor nos concede participar en esta emotiva celebración, que es la Misa Crismal; será el martes santo, día 7 de abril a las 11 de la mañana en la Catedral. ¡Qué derroche de gracias sobrenaturales las que Dios otorga a nuestra Iglesia Diocesana y a los sacerdotes en este día! ¡Cuántas personas van a recibir el auxilio divino por la unción con los santos Óleos y el santo Crisma en diversos sacramentos! ¡Qué expresión tan sublime de comunión del presbiterio diocesano entre sí, y del mismo con el Obispo! ¡Qué conmovedor ejemplo de unidad sacerdotal y de entrega generosa al servicio del pueblo! Por todo ello espero vuestra asistencia total a la Misa Crismal. Traed alba y estola blanca para la concelebración. Y, como en otros años, os sugiero que invitéis a vuestros fieles, particularmente a los que se preparan para confirmarse y a sus catequistas; que participen en este acto tan cargado de "vida", y los confirmandos sean testigos de la consagración del Santo Crisma, por el que se les va a dar "el don del Espíritu" y se convertirán en testigos y apóstoles, reafirmando personalmente su compromiso bautismal de ser "miembros de Cristo, sacerdote, profeta y rey". Anteriormente, de 10 a 10'45, dedicaremos un rato a la oración en Salón de Actos del Obispado. Comeremos juntos en la Casa de Espiritualidad, a las 2 de la tarde. Es una gran alegría encontrarnos rodeando el Altar en un día tan señalado y compartiendo un rato de fraternidad sacerdotal 2.3. TRIDUO PASCUAL. El Triduo sacro es el fundamento de nuestra fe cristiana, el desenlace y la razón del tiempo cuaresmal, la renovación sacramental del misterio pascual del Señor y también la renovación de nuestra misma pascua. No se trata, por tanto, de un triduo que prepara a la solemnidad de la Pascua, sino - como dice San Agustín - "es el Triduo de Cristo crucificado, sepultado y resucitado" (Carta 55, 14). Pero el Triduo pascual no sólo celebra el misterio de muerte y de vida que es la Pascua del Señor, sino también - y esto hay que tenerlo presente en nuestra tarea pastoral - expresa y celebra nuestra propia Pascua: el paso de la muerte al pecado a la vida de la gracia en Cristo por nuestro Bautismo y nuestra fe, y el anuncio y anticipo de la última Pascua en la vida definitiva con Cristo glorioso. 2.3.1. JUEVES SANTO. El Triduo Pascual comienza con la misa vespertina de la "Cena del Señor" el Jueves Santo, día de reconciliación, memoria de la eucaristía, institución del sacerdocio cristiano, día del Amor fraterno, y pórtico de la pasión. Se celebra lo que Jesús vivió en la cena de despedida: "Cada vez que coméis de este pan y bebéis de esta copa, proclamáis la muerte del Señor, hasta que él vuelva" (1 Cor 11,26). 2.3.2. EL VIERNES SANTO se centra en el misterio de la cruz, instrumento de suplicio y de muerte (madero), pero sinónimo de redención (árbol). En el hecho de la cruz se refleja el sufrimiento de Cristo, como el amor que se anonada, y el juicio de Dios, junto al pecado de la humanidad. Este día se centra en la "Celebración de la Pasión del Señor". Conmemoramos la victoria de Cristo sobre el pecado y sobre la muerte. 2.3.3. SÁBADO SANTO. Según la actual liturgia, el sábado es día de meditación y de reposo, de paz y de descanso, sin misa ni comunión. Se suele aprovechar para tener algún acto piadoso en torno a la imagen de Jesús en el Sepulcro, o de acompañamiento a la Virgen en su Soledad 2.3.4. VIGILIA PASCUAL. La celebración más importante del año, la culminación de la Semana Santa y el eje de toda la vida cristiana, hasta el punto de haber sido denominada "madre de todas las vigilias". Sin embargo, todavía está lejos de significar algo importante para nuestro pueblo, que se hace presente, sobre todo, en las procesiones. Para muchos de nuestros fieles sigue siendo el Viernes Santo el día decisivo. Con todo, la resurrección de Jesús es dato básico de la confesión de fe, comunicación de nueva vida e inauguración de nuevas relaciones con Dios. 3. PASCUA DE RESURRECCIÓN. Comienza con la Vigilia Pascual, sigue con el "Gran Domingo" y se prolonga a lo largo de todo el Tiempo Pascual para que la comunidad cristiana se haga partícipe del triunfo del Señor sobre la muerte, entrando en una vida nueva, en virtud del Espíritu Santo. "Renovados por el Espíritu, vivamos la esperanza de nuestra resurrección futura". Aparte del esplendor celebrativo de la Vigilia y del Domingo de Resurrección podríamos aprovechar el Tiempo Pascual, también "privilegiado y fuerte", para programar algunos actos extraordinarios. Por último, como en años pasados, a fin de superar las dificultades que existen para el correcto desarrollo de las celebraciones de la Semana Santa y, especialmente del Triduo Pascual, os recomiendo que hagáis una buena explicación para: 1) Recuperar la perfecta relación que existe entre Pasión-Muerte y Resurrección y lo ponga en evidencia no sólo en las celebraciones litúrgicas en los templos, sino también en las mismas expresiones de piedad popular. 2) Ayudar a los fieles a comprender, como dice el Concilio, que ninguna otra acción iguala la eficacia de la celebración litúrgica (cf. SC 7), y que los piadosos ejercicios deben estar de tal modo ordenados, que se armonicen con la liturgia, deriven en cierta forma de ella y lleven al pueblo cristiano hacia ella (cf. SC 13). 3) Informarles de las características propias de estos días y ayudarles a comprender y valorar el significado de los signos y símbolos, mediante explicaciones y moniciones bien preparadas para el momento de la celebración. 4) Tratar de crear clima celebrativo, donde todos estén a gusto y vivan la esencia del misterio, no siendo meros asistentes. 5) Procurar que los distintos ministerios - lectores, monitores, cantores y acólitos - estén anteriormente preparados y ejerzan lo mejor posible su función. Sin duda, servirá para enriquecer las celebraciones. Que estos días de intenso trabajo nos sirvan a todos para aumentar en nuestros corazones el amor a Dios y a los hermanos, a quienes servimos por amor a Él. Con todo afecto en Jesús y María, os bendigo.

DÍA DEL SEMINARIO "APÓSTOL POR GRACIA DE DIOS" Queridos sacerdotes, religiosas, religiosos y fieles diocesanos: La solemnidad de San José, día 19 de marzo, está asociada en nuestras mentes con el Seminario. En el presente año dicha fecha, aunque en la Provincia Eclesiástica de Granada conserva el carácter de "día de precepto", nuevamente ha sido declarada laborable por la autoridad civil en Andalucía, motivo por el que trasladamos el Día del Seminario al domingo siguiente, 22 de marzo, cuarto de Cuaresma. El Día del Seminario supone una llamada de atención a todos, para que tomemos conciencia de la importancia y necesidad de los sacerdotes. No puede haber comunidad cristiana sin la presencia de quien la preside en nombre del Señor. Sabemos que esto tiene su origen en el mismo Jesús, que llamó, formó y envió a sus apóstoles. Ellos, a su vez, fueron constituyendo nuevas comunidades, al frente de las cuales iban dejando a sucesores suyos. Y así lo ha seguido haciendo la Iglesia a lo largo de toda su historia. Por eso los cristianos nos sentimos obligados a promover, acompañar y sostener nuevas vocaciones al sacerdocio ministerial. Nos encontramos en el Año Jubilar Paulino. Esto explica el lema elegido para el Día del Seminario: "Apóstol por gracia de Dios"; una frase en la que San Pablo pone de manifiesto cómo se comprende él a sí mismo. En nuestra sociedad, niños, adolescentes y jóvenes se van preguntando de forma progresiva por su identidad, sobre cuál ha de ser su misión en la vida. San Pablo se encuentra con Cristo resucitado, que le sale al paso, y en ese encuentro descubre quién es y cuál es la misión que se le confía: SER APÓSTOL DE JESÚS. Y experimenta esto como un don, como una gracia que se le hace, a la que debe responder con alegría y generosidad. Su vocación se convierte de este modo en referencia para todos los tiempos. Hoy, como siempre, y quizá más que nunca, necesitamos apóstoles al estilo de san Pablo. En nuestros días hay escasez de vocaciones al sacerdocio en casi todas las diócesis españolas. También en la de Guadix. Pero este dato no debe constituir un motivo de desánimo. Al contrario, debe ser un estímulo para trabajar más y mejor en la transmisión de la fe a las nuevas generaciones, contrarrestando así las influencias negativas de una sociedad materializada y hedonista que va olvidando y haciendo desaparecer muchos de los valores cristianos. Por ello, os invito a todos - padres cristianos, abuelos y abuelas, sacerdotes, catequistas, profesores, hombres y mujeres de buena voluntad, - a que el Día del Seminario, y siempre, oréis para que el Señor nos conceda buenas y abundantes vocaciones al sacerdocio. Pero que esta oración nos comprometa de forma permanente a hablar a niños y jóvenes de la grandeza y necesidad del sacerdocio, a provocar en ellos el interrogante sobre el futuro de su vida en bien de la humanidad. Esta oración avivará nuestro espíritu apostólico para promover una cultura en la que tenga cabida la escucha de la llamada de Dios. Una llamada que mueva a dar respuestas valientes en el servicio a favor del hombre de hoy, tan necesitado de Cristo y de su evangelio. Ese será un terreno fecundo donde puedan brotar todo tipo de vocaciones cristianas. Si ponemos empeño en transmitir el evangelio de Jesús a una nueva generación de niños y jóvenes, algunos de ellos sentirán sin duda la llamada del Señor y podrán descubrir que su misión en la vida está en el sacerdocio. Será esta una buena manera de ayudar a nuestro Seminario diocesano. También, y dado que el Seminario y las vocaciones necesitan de nuestro apoyo material, espero que, en la medida de vuestras posibilidades, seáis muy generosos contribuyendo con vuestras aportaciones en la COLECTA que se hará en todos los templos de la Diócesis los días 19 y 22 de marzo. La protección de San José, la mirada maternal de María santísima y la ayuda valiosa de nuestro primer evangelizador San Torcuato, hagan llegar a nuestro Seminario el anhelado aumento de vocaciones para el sacerdocio. Con gran afecto y gratitud, os bendigo. Guadix, 4 de marzo de 2009

Principio de Curso Pastoral 2008-2009 Queridos sacerdotes: Pax Domini sit semper nobiscum. Las fechas en que nos encontramos nos hacen pensar en la proximidad de un nuevo curso pastoral; curso "marcado" por la figura misionera del "Apóstol de los Gentiles", al estar metidos dentro del año jubilar conmemorativo del bimilenario del nacimiento de San Pablo. Os envío estas comunicaciones que considero convenientes: 1.- Jornada Sacerdotal de Principio de Curso Vamos a tener, como es costumbre, nuestra "jornada sacerdotal" para comenzar el curso, unidos en oración, pidiendo la ayuda del Señor, y marcándonos las pautas de nuestro trabajo pastoral. Será el miércoles 24 de septiembre en el Centro Diocesano de Espiritualidad. Reservad la fecha y anotadla en vuestra agenda. OS ESPERO A TODOS. Comenzaremos a las 10´30 de la mañana con el rezo de Hora Intermedia, seguirá una plática que os dirigiré y, a continuación, una oración ante el Santísimo Sacramento. A las 12´30, el Vicario de Pastoral nos expondrá las líneas de acción para el curso que, como queda dicho, estará marcado por la figura de San Pablo. Habrá un tiempo destinado a opinar y dialogar sobre el tema, así como a hacer propuestas. Terminaremos con la comida fraternal. 2.- Salidas y Regresos 2.1. SALEN de la Diócesis: D. Jaime López Cepeda vuelve a Toledo, su diócesis de origen, donde ya tiene destino asignado. Le agradecemos su valiosa ayuda durante el tiempo que nos ha acompañado. D. José Antonio Robles Navarro marcha a Madrid (Universidad de Comillas) para cursar los estudios de doctorado en Teología Moral. Le deseamos gran éxito en su trabajo. 2.2. REGRESAN a la Diócesis: D. Agustín López del Río, que ha terminado la Licenciatura en Derecho Canónico en la Universidad Gregoriana de Roma. D. Pedro Aranda Garrido, que próximamente defenderá la tesis doctoral en Sagrada Escritura que ha trabajado en Salamanca y Jerusalén. Nuestra cordial felicitación a los dos por los buenos resultados conseguidos. 3.- Nombramientos pastorales D. Agustín López del Río: Párroco de Pedro Martínez, Administrador Parroquial de Alamedilla y Juez del Tribunal Diocesano. D. Manuel Amezcua Morillas: Párroco de Nuestra Señora de Gracia y Administrador Parroquial de Nuestra Señora de Fátima, de Guadix. D. Pedro García Morales: Párroco de Beas de Guadix y Administrador Parroquial de Lugros y de Polícar. D. Pedro Aranda Garrido: Rector de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Piedad, Adscrito a la Parroquia de San Juan y Capellán de las Madres Dominicas, de Baza. NOMBRAMIENTOS añadidos a las tareas actuales: D. Rafael Tenorio Olea: Consiliario Diocesano de Adoración Nocturna. D. Juan Navarrete Vela: Consiliario del Apostolado de la Oración. D. Brian Stenson: Vice-Consiliario Diocesano del Movimiento de Vida Ascendente. D. José Francisco Serrano Granados: Delegado Diocesano de Anuncio y Formación de la Fe y Director del Secretariado de Misiones. D. José Antonio Martínez Ramírez: Delegado Diocesano de Apostolado Seglar. D. Antonio Manuel Travé Morales: Director del Secretariado de Catequesis. D. Manuel Amezcua Morillas: Director del Secretariado de Hermandades y Cofradías. D. Andrés Galiano Ruiz: Visitador de Religiosas de Clausura. 3 - Apertura Diocesana del Curso Pastoral El domingo 19 de octubre, Día del Domund, celebraremos la "Apertura Diocesana del Curso Pastoral", con una Eucaristía en la Catedral a los doce y media de la mañana, haciendo el "ENVÍO" de Catequistas, Profesores de Religión de Enseñanza Primaria y Secundaria, Profesores Cristianos y Agentes de Pastoral en general. Será un acto JUBILAR dentro del "Año Paulino". El Domund 2008 tiene por lema "Como Pablo, misionero por vocación"; una invitación a unirse a la causa de Jesús. 4.- Propuestas para Arciprestes y Elecciones para Consejo Presbiteral El Colegio de Arciprestes y el Consejo Presbiteral terminan su vigencia actual a principio del próximo curso (18 de octubre y 7 de noviembre respectivamente). Para su renovación, vamos a hacer ya las correspondientes propuestas y elecciones. Para ello os pido que, obrando con lealtad y buscando el bien pastoral de la Diócesis, uséis la hoja que os envío con esta carta y me enviéis vuestra propuesta personal hasta el 24 de septiembre. 5.- De la Vida Religiosa La Comunidad Franciscana de Baza, después de 110 años de permanencia efectiva en el Convento de la Merced y Templo de la Virgen de la Piedad, no puede seguir al frente de los mismos a falta de personal. Sentimos mucho su partida y reconocemos sus trabajos. Las Religiosas Mercedarias, humildes y excelentes servidoras en Baza (Parroquia de Santiago, Hospital y Albergue de Transeúntes), durante casi cuarenta años, han tenido que finalizar su estancia entre nosotros. Les recordaremos con gratitud y cariño. En su lugar, es posible que venga una Comunidad de Hijas de la Caridad; las gestiones van por buen camino; quiera Dios que lleguen a feliz término. Las Hermanas de la Fraternidad Reparadora de Lugros y Polícar (y otras parroquias) son trasladadas a las Parroquias de Villanueva de la Torres, Dehesas de Guadix y Alicún de Ortega. Esperamos que siga siendo fructífero su trabajo. Por Decreto de 31-05-2007 se erigió la Casa Religiosa "Nuestra Señora de la Presentación", en Huéneja, donde va a residir una Comunidad de Hermanos Franciscanos de Cruz Blanca para atender a las personas acogidas en el conocido "Asilo". Los Hermanos ya han llegado y están ultimando todo para que se pueda abrir pronto. Se os comunicará la fecha de apertura y se informará de cuanto se ha hecho para rehabilitar esta Residencia. Agradecemos su venida y les deseamos gran dedicación en su servicio caritativo. 6.- Lo más importante Lo verdaderamente importante y necesario para la eficacia de nuestro ministerio es, por encima de todo, sentirnos sacerdotes, ministros del Evangelio, maestros de la fe; meternos de lleno en el proceso continuo de conversión a Cristo para identificarnos con su persona, su mensaje, su misterio, sus gestos y palabras. Somos buenos sacerdotes, que cumplimos nuestro ministerio; a ello debemos unir ilusión, crecimiento en ardor y fervor, entusiasmo para vivir como auténticos testigos de Cristo, al estilo de San Pablo. Es todo. Con el deseo de que tengáis un buen descanso veraniego para reponer fuerzas y seguir con valentía en el trabajo que Dios nos ha confiado, os transmito un cordial saludo con gran afecto en Jesús y María. Fdo.: Juan García-Santacruz Ortiz Guadix, 25 de julio de 2008, Solemnidad del Apóstol Santiago, Patrón de España,