Sala de prensa - Diócesis de Guadix

¿CÓMO PAGARÉ AL SEÑOR TANTO BIEN QUE ME HA HECHO?    

Hablar del Cuerpo y Sangre de Cristo, es hablar siempre de Alianza nueva y eterna. Y hablar de Alianza implica a dos partes que mutuamente salen favorecidas. Así, nuestra fe relata una historia en la que un pueblo se ve liberado de la esclavitud y se compromete a ser fiel a Dios (Ex 24,3-8). Jesús, en su fidelidad al Padre, se entrega voluntariamente al servicio y liberación de los hombres y mujeres que Él ama (Hb 9,11-15). Nosotros, al comer el Cuerpo y beber la Sangre de Cristo, compartimos su muerte y su resurrección (Evangelio de Marcos) en todo momento y circunstancias. Por todo ello, estamos agradecidos (Salmo 115)

Publicado en Noticias