Comienza la cuenta atrás para la ordenación de D. Francisco Jesús Orozco como obispo de Guadix

Ya van quedando pocos días para la ordenación episcopal de D. Francisco Jesús Orozco como obispo de Guadix. Será el próximo 22 de diciembre, sábado, a las 11 de la mañana, en la catedral accitana. La diócesis de Guadix ultima los detalles de una celebración que congregará a muchos obispos, autoridades, cientos de fieles de Córdoba y otros tantos de la diócesis accitana. La catedral será, una vez más, el corazón de la diócesis, acogiendo la celebración más importante del año, de donde saldrá el nuevo obispo que pastoreará la diócesis.


También para D. Francisco Jesús Orozco, el prelado electo accitano, son días cruciales, en los que tendrá que cerrar un capítulo de su vida en la diócesis de Córdoba y disponerse a abrir otro nuevo, como obispo de la Iglesia. Ya ha celebrado los Ejercicios Espirituales que los ordenandos suelen hacer antes de recibir el ministerio. Los ha tenido en la Casa de Ejercicios “San Antonio”, de Córdoba, del 2 al 7 de diciembre. Y, este fin de semana, ha sido relevado de su cargo como vicario general, que ha venido desempeñando desde 2011 y que, seguramente, le ocupaba mucho tiempo en estos últimos días antes de su ordenación.
Pero el día que mejor y peor lo pasará en estos días previos a su marcha a Guadix, va a ser el próximo sábado 15 de diciembre. Ese día, en la catedral de Córdoba, la diócesis le va a despedir con una celebración muy emotiva, presidida por el obispo D. Demetrio Fernández. De una parte, la iglesia cordobesa expresará su sentir por la marcha de un hijo suyo, que la ha servido durante los últimos 23 años, muchos de ellos en cargos de responsabilidad; pero, también, será una celebración de acción de gracias a Dios, porque un hijo de Córdoba se va a dedicar a servir a la Iglesia desde el ministerio episcopal. Ese día, en la catedral-mezquita cordobesa habrá, seguro, sentimientos encontrados. También para el nuevo prelado de Guadix.

También en Guadix
Y en la diócesis accitana, pasado el puente de la Inmaculada, se multiplican los preparativos para tenerlo todo a punto. Especialmente, la catedral comenzará a ser preparada para que pueda acoger a todos los que quieran vivir la celebración de manera presencial. Se van a disponer cientos de sillas -casi 2.000-, tanto en la propia catedral como en la iglesia del Sagrario, adosada a la misma. Habrá pantallas para seguir la celebración, donde no se pueda ver directamente el altar. Y los coros de Guadix ya ensayan las canciones, que darán esplendor a una Misa de Ordenación a la que asistirán el nuncio, cardenales, obispos, decenas de sacerdotes y muchos fieles, llegados de Córdoba y de la diócesis de Guadix.
Será un día complicado en la ciudad de Guadix, dado que es día de mercado y víspera de la fiesta de Navidad. Pero el ayuntamiento accitano habilitará espacios para el aparcamiento de la decena de autobuses que llegarán de Córdoba y las numerosas autoridades, tanto civiles como religiosas, que asistirán a la celebración. El entorno de la catedral estará vetado al tráfico rodado ordinario y, en los accesos, habrá decenas de voluntarios para atender a todos los que lleguen.
Cuando queda poco menos de dos semanas, se ultiman los preparativos. Aunque la celebración se está preparando con sencillez y austeridad, lo que se va a vivir en Guadix ese 22 de diciembre hará que sea un día grande, tanto para la ciudad accitana como para toda la diócesis. Ese día, se le dará la bienvenida al nuevo obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco, un momento muy esperado desde que se conociera su nombramiento el pasado 30 de octubre. Y, sobre todo, será un día de fiesta.
Antonio Gómez