Los religiosos y religiosas de la diócesis de Guadix comienzan el nuevo curso unidos en la oración

El sábado 6 de octubre los religiosos y religiosas de la diócesis de Guadix vivieron una mañana de convivencia y de retiro espiritual, al iniciar el curso pastoral. Tuvo lugar en el Centro Diocesano de Espiritualidad y asistieron unos 40 religiosos.
Dirigió el retiro el administrador diocesano, José Francisco Serrano, que centró su reflexión en torno a la llamada a la santidad que nos hace el Papa Francisco en la Exhortación apostólica Gaudete et exsultate. Como cristianos, recuerda Francisco, estamos llamados a la santidad a pesar de las dificultades que pueda haber, que las hay. Y las bienaventuranzas se presentan, sin duda, como el mejor camino para vivir esa santidad en el mundo de hoy, tal como nos enseñó Jesús.


José Francisco Serrano también recordó a los religiosos que, según el lema que va a guiar la pastoral diocesana durante este curso que acaba de comenzar, estamos llamados a ser “fecundos en el mundo por la santidad”. Es esta una llamada que los religiosos y religiosas de nuestra diócesis viven cada día desde el compromiso y el servicio.
Con este retiro espiritual, la CONFER de la diócesis de Guadix, que aglutina a los religiosos y religiosas de la diócesis accitana, ha dado por iniciado el nuevo curso pastoral también para los consagrados. A mediados de curso, volverán a compartir otra mañana de oración en un nuevo retiro, que será dirigido por el sacerdote José Manuel Suárez, delegado para el clero.
Antonio Gómez