La diócesis de Guadix celebró una Vigila de Pentecostés muy festiva y muy movida

 

Cantos, danzas y oraciones marcaron la Vigilia diocesana de Pentecostés, que se vivió en Cogollos de Guadix el sábado 19 de mayo

La diócesis de Guadix celebró la Vigilia de Pentecostés en un clima de oración y de fiesta. La celebración tuvo lugar en la parroquia de Cogollos de Guadix, el sábado 19 de mayo, víspera de la solemnidad de Pentecostés. Allí se dieron cita numerosas personas de diferentes parroquias, que participaron con los cantos, las reflexiones y hasta con la danza. Fue una vigilia de oración que, como viene siendo habitual, estaba organizada por la delegación de apostolado seglar.

Aunque tenía carácter diocesano, la verdad es que la gran mayoría de los que asistieron provenían de los distintos pueblos del Marquesado. A pesar de todo, fue una celebración concurrida y muy movida, dado que, desde el comienzo, los asistentes tuvieron que dejar sus asientos para ocupar otros, sintiéndose, así, involucrados desde el comienzo.

La música estuvo muy presente y también la danza, que, al final, sirvió para expresar al alegría de la resurrección del Señor y, sobre todo, el don del Espíritu Santo.

De fondo, en toda la celebración había tres intenciones para la oración: familia, juventud y vocaciones. Son los tres motivos que marcan la acción pastoral de la diócesis de Guadix en el Plan de Evangelización y los asistentes reflexionaron sobre ellos y rezaron por estas intenciones.

Aunque la celebración estuvo dirigida por el delegado de apostolado seglar, José María Tortosa, también asistió el administrador apostólico, José Francisco Serrano, que habló a los asistentes en la homilía y, sobre todo, impartió la bendición final, enviando a todos a dar testimonio y a dejarse impulsar por el Espíritu Santo.

Antonio Gómez

 

Vigilia de Pentecostés 2018