Eucaristía en la Residencia San Jaime, de Huéscar, presidida por el Obispo accitano y con sabor a despedida

Coincidiendo con la festividad de la Epifanía, un año más, Mons. Ginés García, ya Administrador Apostólico de Guadix y Obispo Electo de Getafe, se desplazaba hasta la Residencia San Jaime, de Huéscar, para celebrar la Eucaristía con todos los residentes y trabajadores de dicho centro. Fue una Eucaristía muy especial y cercana, que ha servido de despedida de este lugar al cual, durante todo su pontificado en nuestra diócesis, ha venido en este día de Reyes a celebrar la Misa.


También, a la Misa de doce de la mañana, acudían los Reyes Magos, que la noche anterior se habían encargado de llenar de ilusión a tantos niños de Huéscar.
Y ya por la tarde, en la parroquia de Santa María, se representaba un belén viviente, interpretado por los niños de la catequesis y los jóvenes del grupo de Caritas, todos ellos dirigidos por Yolanda Rayón Casanova.
Como todos los años, en Huéscar se han vivido estos actos desde la tradición. Pero este año, sin duda, con la emoción de esa celebración del Obispo accitano en la Residencia San Jaime, con sabor a despedida.

José Antonio Martínez.
Párroco de Santa María de Huéscar