Jóvenes con corazón, en el “ojo del voluntariado” de Cáritas Baza

Entrevista a Carlos Valle, promotor de la experiencia de voluntariado de los chicos y chicas de los institutos de Baza, conocida como “Jóvenes con corazón”

“El Señor nos escucha: ¡llamadle! Señor, ¡mira esto! Mira cuanta pobreza, tanta indiferencia, tanto mirar hacia el otro lado: “Esto a mí no me toca, a mí no me importa”. Habladlo con el Señor: “Señor por qué? Señor, ¿por qué? Por qué soy tan débil y tú me has llamado para hacer este servicio? Ayúdame, y dame fuerza. Y dame humildad”. El centro de la misericordia es este diálogo con el corazón misericordioso de Jesús.”

            Con éstas palabras del Papa Francisco sobre la implicación de los voluntarios en nuestra sociedad comenzamos nuestra reflexión habitual de ésta sección de voluntariado. Ésta vez queremos hablar de nuestros voluntarios más jóvenes, sobre la importante labor que se realiza con ellos y la importante labor que ellos realizan en nuestro proyecto “Jóvenes con Corazón”.

La juventud no es solamente una parte de la vida; es un estado del espíritu, es una fuerza de la voluntad, es vencer la timidez con arrojo y valentía, es vencer la comodidad, corriendo con alegría los riesgos de la aventura.

Joven es: el que se sorprende y maravilla, el que pregunta por el mañana cada día y hace frente al porvenir, el que en la lucha de la vida se siente siempre feliz... Serás joven, mientras abras las ventanas de tu alma a lo bueno y a lo grande, mientras escuches con calma el mensaje de las flores, el mensaje de las almas y el mensaje de Dios.

Ser joven es tener ideales elevados y puros como el aire de las montañas.

Ser joven es irradiar con ojos brillantes la alegría esplendorosa de la aurora de la vida.

 Ser joven es caminar por la vida, cantando y alegrando a los demás.

Ser joven es luchar sin descanso por la paz y la justicia del mundo.

 Ser joven es tener una causa a la que consagrar la propia vida.

Ser joven es aspirar a ser cada día mejor. Es la alegría de buscar cada día el triunfo, a pesar de las derrotas. Es estar decidido a subir la empinada cuesta de la santidad. Es tener ilusión de vivir alegres y felices en Dios.

Ser joven es amar de verdad a Dios, a los hombres y a las cosas de la naturaleza.

 En una palabra, ser joven es estar siempre alegre, con la mirada en lo más alto, más grande y más profundo.

La juventud no es una etapa de la vida, sino un estado de nuestro espíritu. Nos hacemos viejos, cuando desertamos de nuestro ideal, cuando somos pesimistas y cobardes ante la lucha por un mundo mejor. Si algún día tu corazón estuviera a punto de ser mordido por el pesimismo y corroído por la vulgaridad, que Dios tenga compasión de tu alma vieja.

Todo ese pensamiento, toda esa forma de ser y de actuar se puede identificar a través de nuestro proyecto de “jóvenes con corazón”. Un proyecto solidario a través del que Cáritas Interparroquial de Baza acerca a los jóvenes hacia un mundo solidario, un mundo real en el que se palpan las dificultados humanas, observan como la vida no es tan fácil como puede parecer y comprueban la importancia de la labor de muchas personas, para poder mejorar la calidad de vida de otras muchas que lo necesitan.

Pero se nos ocurre que para explicar éste proyecto a nuestros lectores, para que nos describa la labor que se realiza a través del mismo, podemos contar con el voluntario de Cáritas Interparroquial de Baza responsable de la coordinación del mismo. Hablamos con Carlos Valle Plaza, persona muy integrada en la vida religiosa de nuestra localidad, todos lo conocemos a través de su imprescindible ya portal del internet “semanasantadebaza”, a través del cual conocemos todas los noticias relacionadas con la Iglesia de nuestra comarca. Carlos es Teólogo y profesor de Religión, y coordinador de diversos proyectos de nuestra organización. Como comentábamos realizamos nuestra habitual entrevista a nuestros voluntarios a Carlos basada en nuestro proyecto “Jóvenes con Corazón”.

Carlos nos puedes describir, para que nuestros lectores se puedan hacer una idea amplia, ¿en qué consiste nuestro proyecto “Jóvenes con Corazón”?

En primer lugar, hay que decir que este proyecto es una apuesta que Cáritas Baza realiza al mundo juvenil, a esos jóvenes y adolescentes que en ocasiones no se les tienen en cuenta y cuando los convocas responden ante la sorpresa de los adultos.

Es por tanto un proyecto donde el joven forma parte activa de esta actividad solidaria destinada a fomentar el voluntariado y desempeñarlo en distintos centro sociales de la ciudad de Baza un día por semana.

Jóvenes y Corazón, las dos palabras que le dan nombre a nuestro proyecto, ¿cómo se intenta desde el proyecto pellizcar ese corazón de nuestros jóvenes para concienciarles de la importancia de su solidaridad social?´

Ante todos tenemos que partir de la premisa de que el joven es altruista, dinámico, curioso, solidario, activo y utópico. Y una vez que te has ganado su confianza presentando el proyecto de manera atractiva, convincente y creíble, los jóvenes se apuntan con la convicción de que ellos pueden aportar algo a la sociedad y manifestar que tienen un corazón muy solidario.

Carlos, ¿cómo pueden los jóvenes interesados participar en nuestro proyecto?

La convocatoria del proyecto se ha realizado mediante la clase de religión en los cinco institutos de Baza, por tanto aquel joven que curse 3º y 4º de ESO o 1º de Bachillerato puede ponerse en contacto con su profesor y manifestarle su interés en formar parte del proyecto. Dado que ya se han creado los grupos, la incorporación del joven interesado sería inmediata ajustándose a sus preferencias tanto del día de la semana como del centro a ejercer el voluntariado. 

Cuéntanos esa importante labor de presentación del proyecto a través centro educativos de la ciudad.

Precisamente uno de los éxitos del proyecto es la presentación del mismo a prácticamente todos los jóvenes de la ciudad de Baza con edades comprendidas entre los 14 a los 16 años. Y es que todos los alumnos matriculados en clase de Religión han recibido esta información y teniendo como base un power point con fotografías tomadas el curso pasado donde aparecen los jóvenes desempeñando su labor de voluntariado, se ha hecho visible que es posible “cambiar el mundo”, que pueden ser útiles prestando su tiempo a los más desfavorecidos de la sociedad.

¿Cuál es la labor que desempeñan los jóvenes?

El voluntariado cambia en función del lugar donde se desempeña, por ejemplo, en Hermanitas de los Ancianos Desamparados o Centro de Día de Mayores "Alfaguara" los voluntarios juegan al bingo o a las cartas con los abuelos; en la Asociación Pro-Discapacitados "Jabalcón" se les da la merienda a los residentes; en Plan Integral "Barriada de Las Cuevas" y Residencia de Estudiantes "Maestro Sánchez Chanes" los voluntarios ayudan a los niños en las tareas escolares y en Cáritas participan de las acciones llevadas a cabo en la sede (reparto de comida, mercado solidario y ropero).

Decía Paul Claudel:”la juventud no está hecha para el placer, sino para el heroismo”, quizás no tan drástico, pero ¿crees que cada vez los jóvenes son más decidos y  apuestan más por opciones solidarias y de participación social?

En la reunión inicial que tuvimos en Navidad en la iglesia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados empecé precisamente mi intervención indicando que todos los que iban a participar en el proyecto “Jóvenes con Corazón” eran unos auténticos héroes. Y así es. Un héro es una persona que hace el bien sin esperar nada a cambio, el que muestra su valentía y generosidad sin ningún tipo de reconocimiento social y remuneración.

Por tanto todos podemos ser pequeños héroes con pequeñas hazañas que hacen grandes a las personas.

Un proyecto como éste necesita de muchos voluntarios que acompañan y coordinan a los jóvenes en sus diferentes actuaciones en los centros en los que se colabora ¿Cómo valoras su importante labor?

La labor de los 25 voluntarios es imprescindible para que el engranaje de esta maquinaria funcione. Son ellos los que organizan los grupos, los que acompañan a los chicos y chicas, quienes están pendientes de que el voluntariado se desarrolle con normalidad y están atentos a las posibles necesidades de los jóvenes.

Es sin duda una gran satisfacción poder contar con este grupo de personas que junto con los jóvenes hacen tanto bien a los demás.

El proyecto suele finalizar con el fin del curso escolar, pero la mayoría de éstos jóvenes no olvidan su labor realizada, y siguen colaborando con Cáritas en sus diferentes actuaciones ¿Puede ser ese parte del fin del proyecto, que los jóvenes continúen realizando una labor de voluntariado solidario que perdure en el tiempo?

 

Uno de los objetivos de este proyecto es crear una “bolsa de voluntarios”, no solamente para Cáritas sino para cualquier institución o ONG que requiera de voluntarios para una acción concreta o una campaña solidaria.

Y es que, el joven que participa en este proyecto desarrolla las habilidades sociales necesarias para poder desempeñar el voluntariado allá donde se le requiera. Nos consta que el año algunos siguieron asistiendo a título personal a los centros sociales donde realizaron su voluntariado y por tanto su labor solidaria puede perdurara el tiempo que se quiera.

 

“Frente a las dificultades, supérate con coraje. No te rindas jamás. Busca nuevos horizontes y no te cruces de brazos, aunque tengas problemas. Si piensas que estás vencido, lo estarás”. Esa puede ser una reflixión sobre el fin de nuestro proyecto, agrademos, bueno agrader es poco, siempre estaremos en deuda con Carlos, por la labor que realiza, por el entusiasme que transmite y por la pasión con la que realiza su labor. Gracias Carlos por tu colaboración.

Revista de Cáritas-Baza