FACE RETAMA: DECÁLOGO BÁSICO IMPRESCINDIBLE

Escrito el

FACE RETAMA: DECÁLOGO BÁSICO IMPRESCINDIBLE

Son pocas, o sea, no son muchas, quede claro, las ocasiones en que los deseos profundos de un servidor convergen con las disposiciones oficiales de las distintas administraciones, siquiera sea de un modo genérico. A veces se produce el milagro y los deseos de Bruselas, Madrid, Sevilla, Granada y Guadix, en sus distintas administraciones europeas, nacionales, regionales, provinciales y locales, terminan convergiendo con la intensidad, la extensión y la hondura de los deseos personales. No es fácil, pero ocurre, aunque solo sea por excepción.

Leer más ...

LIBRO DE CRONICA DE LA CATEDRAL

Escrito el

LIBRO DE CRÓNICA DE LA CATEDRAL.

Abierto por disposición, en visita pastoral del señor Obispo don Ginés García Beltrán, quien dispone lo redacte quien en cada momento fuere canónigo archivero de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de Guadix.

En el día 6 de diciembre del año 2012, se da comienzo a este Libro de crónica de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de Guadix, tras la toma de posesión de los nuevos cinco capitulares.

Señores:

  •             Don Andrés Galiano.
  •             Don Juan José Toral Fernández.
  •             Don José Francisco Serrano Granados.
  •             Don Antonio Fajardo Ruiz.
  •             Don Manuel Amezcua Morillas.

Para la futura memoria de las cosas, lo abre el muy Ilustre Señor Deán, presidente del Cabildo.

Leer más ...

Adolescencia y Juventud

Escrito el

Desde hace algún tiempo, años, diría yo, estas dos realidades están más cerca de mi vida de lo que podría imaginar y me gustaría decir algo al respecto de estas etapas de la vida tan sugerentes, tan difíciles de concretar en años y por las cuales toda persona hemos pasado, pero no nos acordamos de cómo éramos en esa época, porque se nos pierde en el tiempo, pero pasarla, seguro que la hemos pasado o estamos en ello ahora.

Leer más ...

APUNTES APROXIMADOS AL TURISMO INFANTIL DE GUADIX.

Escrito el

Pruebe el avisado lector, lleno de tierna piedad por la infancia, a viajar con un número suficiente de niños como para terminar, hasta mucho más arriba de la coronilla, de canciones infantiles en el coche o, acaso, mucho más debajo de la espalda, de películas de dibujos animados en las pantallas de smartphone o la tablet. Por si no fuera bastante, los adultos habrán de responder una media de sesenta veces por kilómetro a la pregunta más reiterada de los viajes infantiles: “¿Queda mucho?”. Superados todos esos trámites, los adultos y su pueril grey llegan a lugares que son de interés para los mayores, pero que no suscitan la más mínima ilusión a los pequeños: ahora arribamos al aburrimiento y su corte de males: peleas, disgustos y unos precios desorbitados para la comida de los inmaduros, además de la consabida segunda frase. Si la primera es “¿Queda mucho?” la segunda es: “mamá, me aburro”.

Leer más ...