El Padre Poveda y la Mujer: mirada cómplice que prodiga vida

Escrito el

No recuerdo muy bien en qué foro de reflexión se nos trasladaba -no hace mucho- un agrio análisis que refería algunas de las grandes pérdidas de la iglesia en esta etapa presente de su peregrinaje. Si dolorosa ha sido la desafección del mundo del trabajo, el abandono del colectivo juvenil no le ha ido a la zaga, infligiendo una gran merma en el dinamismo eclesial de nuestras comunidades. Hasta aquí la constatación de unos hechos que -honestamente- no distaba mucho de mi experiencia pastoral, aunque me esperaba todavía un momento de verdadero «retortijón de barriga» cuando el análisis se tornó más expeditivo al atisbar algunos síntomas de ausencia, o distanciamiento, en la relación entre mujer e iglesia. Confieso que en este punto la sensación de desangelo alcanzó mi más recóndito espíritu sacerdotal, pues reconozco agradecidamente que mis años de sacerdocio han transcurrido bajo la urdimbre nutricia que proporciona la solicitud, la ternura, el cuidado y la intuición femeninas.

Leer más ...

Poco nos queda para llegar a la cumbre de la misericordia

Escrito el

Así es, ya nos queda poco para celebrar la cumbre de la misericordia, esos días centrales de nuestra fe que nos recuerdan y rememoran lo decisivo que hay que creer: la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, la Semana Santa que, nunca he entendido, como un acto así puede ser declarado de interés turístico regional, nacional e internacional. 

Leer más ...

La Cofradía del Buen Humor

Escrito el

Todo el santoral católico está plagado de personajes y acontecimientos que expresan la alegría de Dios en los hombres más cercanos a nuestro Dios alegre. Por ejemplo, santo Tomás Moro gran Canciller de Inglaterra, escribió una hermosa oración para pedir el buen humor, que empieza diciendo: "Señor, dame una buena digestión y, naturalmente, dame algo que digerir", para terminar después de varias felices ocurrencias, implorando: "haz que no me tome demasiado en serio esa cosa tan entrometida y molesta que se llama amor propio". Será este santo mártir, injustamente ajusticiado por la tiranía de Enrique VIII, quien guarde su último ducado para entregárselo al verdugo que le iba a cortar la cabeza, diciéndole: "Te ruego, por favor, que te esmeres en tu trabajo". No crea el lector que se trata de simple sangre fría, ni de una página histórica de humor inglés de color negro. Es más bien la alegría interior de la fe llevada al límite.

El buen Pippo

Otro caso singular de alegría cristiana es el de San Felipe Neri, conocido en el centro de Roma como el buen Pippo, al que era fácil encontrar disfrazado entre los niños, con un absoluto desprecio del qué dirán, o bien, increpando con irónicos insultos fingidos a su amigo San Félix Cantalicio, lego franciscano que pedía limosna para los pobres.

Felipe Neri es uno de los hombres más libres que han existido, capaz de reconciliar enemigos acérrimos y mediar entre facciones contrapuestas de la Roma de su tiempo. Siempre fiel a su lema : "Sed buenos, si podeis", llenó de sonrisas la vida de los que lo rodeaban. Dicen que una vez, San Ignacio de Loyola le aseguró haber visto a la Virgen María; Felipe le preguntó: ¿ Cuánto tiempo hace que no comes? Llevo ya una semana de total ayuno, respondió Ignacio. Felipe sentenció: "come primero y después hablaremos de la aparición mariana".

La anécdota es, seguramente, apócrifa, pero demuestra bien la sorna llena de sentido común de nuestro santo.

Invasión

Es de todos conocido el amor a la higiene propio de las comunidades monjiles. Pues resulta que en uno de los conventos carmelitas fundados por Santa Teresa de Jesús, se declara un soberana invasión de piojos. La santa reformadora, lejos de dramatizar el asunto, además de disponer los remedios necesarios, compone unos villancicos cuyo estribillo viene a decir: Señor, pues que siendo pequeños nos hacen tanto mal, librad de la mala gente nuestro sayal...Cualquier situación desagradable o adversa es más llevadera con una sonrisa de por medio... y si te pica, arrascaté ¿estamos?.

No sería justo omitir en esta relación de Santos, cofrades de la celestial hermandad del buen humor, a San Francisco de Sales, Obispo de Ginebra, cuidad que nunca pudo pisar por arte y parte de la intolerancia calvinista. Estamos ante un ser privilegiado con el don de una buena educación a prueba de bomba y una amabilidad llevada a sus últimas consecuencias.

Espíritu de San Francisco de Sales

Quizá, siguiendo el espíritu de Francisco de Sales, cabría colocar en todas las salas de reunión de las cofradías, un gran cartel con la siguiente frase: "LA AMABILIDAD ES LA MITAD DEL APOSTOLADO". Tampoco estaría de más en algún despacho parroquial. Después vendrán todos los planes diocesanos, reuniones formativas y decisiones parroquiales, cofrades y demás tinglados..., pero si no guardamos el tesoro de la amabilidad sincera, no fingida y llena de comprensión, todo lo demás está perdido. No en balde, la mejor forma de cumplir el cuarto mandamiento -honrar padre y madre- es cuidar hasta el extremo la buena educación, pues de otra manera podría parecer que nuestros progenitores no se ocuparon debidamente de nosotros, en los primeros quince años de nuestra vida.

Buen humor, bien educado, sin groserías ni afectaciones baratas, serán dos modos estupendos, de progresar en la construcción de la gran cofradía universal que es la Iglesia, cuyos mejores hermanos, los más santos, nos dan sobradas lecciones de trato fácil y alegría sana.

Viene todo esto a cuento de una de las afirmaciones de Fray Hermenegildo García Oliva, en el reciente pregón de la Semana Santa de Guadix: son muchas las citas que podríamos traer a colación de toda la hermosa pieza oratoria de nuestro buen fraile, pero yo quiero destacar una de sus afirmaciones que me parece extraordinariamente importante. Tuvo la valentía de aconsejar a los cofrades de Guadix un uso, debido y respetuoso, de las redes sociales en las nuevas tecnologías, afirmando con contundencia que algunas intervenciones no son propias ni de hombres, ni de caballeros ni de cristianos.

Leer más ...

Poveda y Guadix. Guadix y Poveda.

Escrito el

Sr. Director: Agradezco, a la Institución Teresiana, la invitación que me brindaron para poder asistir al estreno, en Guadix, de la película Poveda; película que recoge la apasionante vida de Pedro Poveda. Hoy es ya, para la Iglesia católica, san Pedro Poveda y para la Unesco humanista y pedagogo. Imagino que, para otros muchos, simplemente Padre Poveda, como a él le gustaba llamarse.

Leer más ...

Con euforia subimos a la cumbre de la misericordia

Escrito el

Ya estamos a la mitad de la segunda semana de cuaresma y seguimos caminando, en positivo, eufóricos, hacia la cumbre de la misericordia, donde todo es vida y vida en abundancia. Hemos bajado del Tabor, superando la tentación de hacer “tres chozas” (cfr. Lc 9-28-36) y estamos con los pies en la tierra.

Leer más ...

La fecha de la Semana Santa

Escrito el

La humanidad ha medido el tiempo de las formas más variadas que se pueda imaginar. Casi siempre, el sol y la luna, con el día y la noche, junto al retorno de las estaciones, han marcado el cómputo basándose en la rotación solar para el año y en las fases lunares para los meses. A veces el tiempo se mide de dos maneras, como nuestra civilización, otorgando una medida civil al año y otra religiosa -en este caso lunar en vez de solar- a la fecha cristiana más importante del calendario: la Pascua de Resurrección.

Leer más ...

Cuaresma, Viacrucis, Agnosticismo

Escrito el

La forja y consolidación de nuestra identidad personal presupone el laborioso esfuerzo de búsqueda de la verdad como exigencia ineludible de honestidad con la realidad. Un complejo proceso indagatorio, que demanda la salida de nosotros mismos, atisbando una y otra vez la posibilidad de habitar otras cosmovisiones y concepciones de lo real, toda vez que han sido vivenciadas y argumentadas por otras personas que consideramos lúcidas e incisivas. Así me pasa a mí estos días que vuelvo a releer el manifiesto agnóstico del eminente profesor Enrique Tierno Galván, de feliz memoria para la ciudad de Madrid que lo admiró en sus funciones de gobierno al frente de la alcaldía.

Leer más ...