Manuel Amezcua

Manuel Amezcua

Párroco de Nuestra Señora de Gracia y Fátima, en Guadix. Canónigo y Director del Secretariado de Familia y Vida.

Este artículo ha sido publicado en el semanario Wadi-as de Guadix y comarca

La dirección de la web de Wadi-as es http://andaluciainformacion.es/guadix/

LIBRO DE CRÓNICA DE LA CATEDRAL.

Abierto por disposición, en visita pastoral del señor Obispo don Ginés García Beltrán, quien dispone lo redacte quien en cada momento fuere canónigo archivero de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de Guadix.

En el día 6 de diciembre del año 2012, se da comienzo a este Libro de crónica de la Santa y Apostólica Iglesia Catedral de Guadix, tras la toma de posesión de los nuevos cinco capitulares.

Señores:

  •             Don Andrés Galiano.
  •             Don Juan José Toral Fernández.
  •             Don José Francisco Serrano Granados.
  •             Don Antonio Fajardo Ruiz.
  •             Don Manuel Amezcua Morillas.

Para la futura memoria de las cosas, lo abre el muy Ilustre Señor Deán, presidente del Cabildo.

Firmado: El Archivero                                           El Presidente.

            Manuel Amezcua.                               Juan Sáez Medina.

Toma de Posesión

En el día 6 de diciembre del año 2012 se ha celebrado la toma de posesión de los nuevos capitulares, en Cabildo extraordinario de esta excelentísima corporación. Con mucho más que muy abundante concurso de fieles, tras los juramentos se procedió al rezo y canto de la hora menor y al asiento de coro, acompañados por los padrinos: para el M. I. Sr. Fajardo y M. I. Sr. Amezcua, lo fue el M. I. Sr. Ruiz Ariza; para el M. I. Sr. Toral, el M. I. Sr. Gómez Amezcua; para el  M. I. Sr. Serrano, el M. I. Sr. Deán Sáez, y para el M. I. Sr. Galiano, el M. I. Sr. Millán. Los canónigos, siguiendo las costumbres de esta venerable corporación, repartieron entre la concurrencia la calderilla llamada “dispendium”. Posteriormente, ya en la sala capitular de nuevo, votamos unánimes y concordes  acerca de la incorporación de los seises al orden de esta Santa y Apostólica Iglesia, según refleja el acta correspondiente. A continuación, los nuevos capitulares recibieron en la girola. Tal dispendio se dulcificó con caramelos, gracias al M. I. Sr. Fajardo.

Así pues, habiendo cantado a Dios, votado en decisiones catedralicias, y compartido con el pueblo sus pingües ganancias, los prebendados se sentaron en la silla del coro de este “primer templo diocesano, que más pierdo que gano”

Laus Deo.

Fiestas de Navidad

Las fiestas de la Navidad, en el paso del año 2012 al 2013 se han visto concurridas en las celebraciones litúrgicas y en tres conciertos.

El 20 de diciembre de la Sinfónica de Granada, coro del Ilustre Colegio de Abogados, dirigido por Israel França.

El 23 de diciembre el gran Concierto de Navidad con la Coral Acyda, la Accichorus, los pueri cantores de María Briz y la Banda Municipal de Música de Guadix.

Todavía, el 1 de enero, un gran concierto de Año Nuevo, para Órgano y clave, a cargo de Augusto Belave, Germán González y Francisco Javier Jiménez Martínez, nuestro diácono. La música de Navidad es signo de buen espíritu.

Muere don Jesús Campaña Hernández (31/12/2012)

El día de Año Nuevo nos sorprendió con la pérdida, para este cabildo pero la celestial ganancia, del capitular Sr. D. Jesús Campaña Hernández, que desde sus primicias sacerdotales solemnizó con su voz este coro, primero de Chantre Beneficiado por oposición y después como canónigo. Son pocas las veces en nuestra historia en que un mismo sacerdote viva consagrado diariamente al culto catedralicio durante más de 55 años. Fue además párroco de Paulenca durante todos los años de su ministerio activo y profesor en Colegio de Niños Cantores de esta Catedral y el Instituto de Enseñanza Padre Poveda.  Además de cantor y músico, se dedicó a la escultura en barro cocido de cuyo hacer posee esta Catedral el busto del Beato Papa Juan Pablo II.

Don Jesús se distinguió con alma de artista, otros muchos bustos de personajes accitanos, amén de figuras de Belén y otras castizas de oficios y anécdotas populares. También fue muy amigo de Don Miguel Rodríguez Pastor, canónigo de cultura oceánica, formó grupo de señera amistad y rotunda tertulia, repleta de digna camaradería y fértil fraternidad.

Otros canónigos recientemente fallecidos

Se une así al Coro capitular accitano de la patria verdadera junto al que siempre fuera su entrañable amigo don Carlos Ros González (05/07/2003), gloria de la música de esta Iglesia y de Guadix, hijo adoptivo y predilecto de la ciudad, fundador y director de la Escolanía y del cuerpo de los Seises de la catedral, profesor del mejor latín, del que junto a la literatura clásica española, era mucho más que mediano experto.

 

La Escolanía

Llevó el nombre de esta Catedral, junto a los Papas Pablo VI y Juan Pablo II en numerosas ocasiones, dirigiendo el coro de los niños cantores que crecimos a su amparo. Toda Europa, en múltiples viajes, aplaudió su obra. Ahora, los casos accitanos, nacidos a la sombra de don Carlos Ros, llenan Guadix de alabanza divina y de amor fraterno, en múltiples corales que propician la cultura y la amistad.

 

Don Rafael Varón (04/08/2005)

También se une el M. I. Sr. Campaña a su amigo Rafael Varón y Varón, que fue párroco de Nuestra Sra. De Gracia (Guadix) durante 37 años, derrochando amor entregado a los más pobres repleto de virtudes apostólicas. El 30 de octubre de 1960 consiguió la gracia del Papa San Juan XXIII para la coronación canónica de la Virgen de Gracia, celebrada por el Obispo Rafael Álvarez Lara. Y también supo trabajar con ahínco a favor de su comunidad, a la que edificó nuevo templo, el segundo en la boca de la Cueva Santa de la Virgen de Gracia, al tiempo que su hermano don Manuel edificaba el singular y vanguardista templo de Ntra. Sra. De Fátima en las Cuatro veredas de Guadix al extremo de sus cuevas.

Don Francisco Hidalgo (27/07/2008)

Así mismo, don Francisco Hidalgo Pérez falleció en el Señor. Era hijo de labradores de Alcudia y estudió en nuestro seminario menor.

Ingresó después en la Orden Franciscana de los Hermanos Menores donde realizó estudios de filosofía y teología. Fue profesor en el Convento de Cehegín en la provincia de Murcia. Reincorporado a la Diócesis, estudió magisterio en nuestra escuela diocesana. Fue párroco en la Calahorra, Charches, Cuevas del Campo, Zújar, Gor y Marchal.

Montó academias parroquiales para educar a los jóvenes en instrucciones de mecanografía e idiomas. Murió de infarto.

También son difuntos recientes de este Excmo. Cabildo, los muy ilustres señores don José María Hernández Ballesteros y don José Luis de los Reyes Arenas.

 

Don José María Hernández Ballesteros (25/12/2009)

Don José María, desde su condición de juez eclesiástico, era canónigo de gran antigüedad y servidor de la parroquia de Santiago, primero en su coadjutoría, siendo párroco don Manuel Ballesteros, su tío, y después como párroco sucediendo a don Alfredo Raya, también prebendado de esta Iglesia.

Don José María sirvió mucho a la Diócesis en el Secretariado de Catequesis y en Cáritas con una vida de incondicional entrega a su ministerio.

 

Don José Luis de los Reyes Arenas (21/02/2012)

Don José Luis es un canónigo que también, al igual que el antedicho, ha marcado toda una época en la pastoral accitana, esta vez desde la parroquia de Santa Ana, donde realizó una importantísima labor juvenil en la fundación del Club Ameyal. Se distingue, además, por una importantísima obra a favor de las personas con discapacidad, fundando colegios, residencias, talleres y asociaciones que hoy en día son una de las mayores si no la más grande de entre las empresas de la ciudad. Es destacable su labor en la administración diocesana, durante algunos de los últimos pontificados de nuestros obispos. En sus años de administrador se edificó la Casa Diocesana de Espiritualidad.

Todos estos canónigos glorifican ahora el coro de esta catedral a cuyo canto nos unimos los que todavía peregrinamos hasta la llegada al estado en que todo canto sea definitivo.

 

Labores de limpieza

En fechas de febrero de 2013, antes de la Semana Santa, se ha procedido al inicio de una intensa labor de limpieza en las maderas de coro y puertas, así como en el suelo de la Catedral. Todo ello antes de la Semana Santa y Pascua, con intervención de la empresa de don Antonio Morillas, persona muy vinculada a este templo y uno de sus voluntarios más destacados en multitud de servicios, callados y eficaces, cuya extensión e intensidad son muy de agradecer.

 

Bendición de las madres embarazadas

El día 6 de abril, sábado de la Octava de Pascua, el Sr. Obispo bendijo, tras el rezo de las vísperas a las madres embarazadas de la ciudad de Guadix y algunas parroquias limítrofes, para celebrar la jornada a favor de la vida, convocada como cada año por la Conferencia Episcopal. Al final les fueron regaladas a las madres unas boticas para su futuro hijo, recolectadas por la COPE durante el año.

 

Exequias de don José Sánchez Nadal (05/05/2012)

El día 5 de mayo de 2013 se han celebrado las exequias de don José Sánchez Nadal, M. I. Sr. Canónigo de esta Iglesia.

Había nacido en Graena en 1929, de familia tan sencilla como generosa, pues cuentan de su madre que aun no teniendo nada daba todo y de todo a todos, aunque fuera una pieza de fruta. Esta bendita memoria la conservan íntegra en Graena.

Fue ordenado sacerdote por don Rafael Álvarez Lara en 1954, tras estudios y preparación en el Seminario de San Torcuato. Sirvió en las parroquias de Lugros, Castril, Alquife y Policar. Fue profesor de religión en el Instituto Padre Poveda de Guadix.

Desde el año 68 al 89 sirvió ministerialmente a la Armada española, llegando en la Marina al empleo de capitán de Navío. De vuelta a la Diócesis ejerció su apostolado entre las cofradías y la residencia de ancianos, además de llevar la Secretaría particular del Sr. Obispo García Santacruz. También ejerció como consiliario de vida ascendente y de delegado para las causas de los Santos.

Presidió sus exequias don Ginés García Beltrán, con abundante clero como sincera manifestación de unánime afecto y gratitud a este marino de Graena.

 

Corpus 2 de junio (2013)

La fiesta solemne del Corpus Christi ha rejuvenecido en su esplendor tanto en el día de la fiesta como durante las celebraciones de su Octava.

Se ha decorado la torre con banderas y reposteros grandes; se han editado cuadernos para los cantos; se han invitado no sólo a las cofradías y entidades religiosas, sino al Ayuntamiento que ha asistido bajo mazas a la misa y procesión, además de muy diversas corporaciones civiles, dos bandas de música han acompañado a la procesión y tanto la Hermandad del Cristo de la luz y Virgen de la Amargura, como la Congregación de Esclavas de la Inmaculada Niña, han colocado altares al paso de su divina majestad; las calles estaban alfombradas de juncia, romero y hierba buena.

La hermandad ha rehecho su junta y otorgado diplomas a las entidades altaristas, a don Rafael Jiménez por la ayuda gratuita en los carteles y a don José Ruiz por su entrega, ya larga en los servicios al Santísimo Sacramento en la catedral.

Los participantes en la misa vespertina de la semana de la Octava han sido numerosos. La misa estuvo precedida de exposición solemne de la Eucaristía y meditación, además de la predicación de los señores capitulares: Fajardo, doctoral, magistral, chantre, archivero y señor Ruiz Ariza.

El domingo 9 el Sr. Obispo presidió la misa y procesión claustral de la Octava.

Se ha incrementado el número de los cofrades del Santísimo Sacramento, cuya junta se propone reformar sus estatutos según las normas diocesanas vigentes, reelaborándolos a la luz de las mismas.

También se constituirá un plan de oración y adoración del Santísimo Sacramento en la catedral, cuyo inicio tendrá lugar el próximo año en el curso 2013/2014.

Órdenes sagradas 21 de septiembre de 2013

El Sr. Obispo ha ordenado sacerdote a don Francisco Javier Jiménez Martínez y a don Juan diego Tapia Pérez en esta Santa Iglesia Catedral con muy abundante clero y pueblo. También los venidos del margen de Cullar y de Olula del río, patrias chicas respectivas de los nuevos sacerdotes. Alabado sea el Señor.

Encuentro nacional de cabildos de las catedrales (Abril de 2014)

A poco estuvo de reventar el coro por tanta ilustrada ilustración en número de ilustres, por nunca se vieron cien canónigos en la Catedral de Guadix.

Procedían  los prebendados de la totalidad de las diócesis españolas, con muy abundante representación de algunas de ellas. Durante tres días se vivieron las jornadas anuales entre Guadix y Granada. Las conferencias granadinas tuvieron lugar en el Seminario de San Cecilio a cargo del Vicario general de la vecina diócesis y canónigo Capellán mayor de la Capilla Real, don Manuel Reyes. También de su Excelencia Reverendísima, el Obispo auxiliar de Barcelona, Monseñor Tartabuch.

Se celebró la Eucaristía en la Basílica de las Angustias y en el Sacromonte con otros momentos de oración en la Basílica de San Juan de Dios.

Por nuestra parte, en Guadix fueron recibidos en la Catedral, cuyo coro albergó la oración de Tercia presidida por el Sr. Obispo y una conferencia de este archivero, con datos esenciales a cerca de la historia diocesana, cuyo texto adjuntamos para perpetua recordación.

Posteriormente, el centenar de prebendados visitaron el museo y el templo y pasaron a ser recibidos en el Ayuntamiento con obsequios pertinentes, sumados a un lote de libros y vinos con que los regaló este nuestro Cabildo.

Acto seguido, subimos todos a la parroquia de Ntra. Sra. De Gracia, donde visitaron la cueva santa y la de San Pedro Poveda, así como el mirador del santo y la panorámica de nuestra Hoya accitana.

Una comida fraterna puso fin a la estancia en Guadix de esta centuria ilustrísima, tan grata como insólita en nuestra dilatada historia capitular.

 

Toma de posesión del nuevo Deán (17/01/2014)

Este Cabildo ha elegido, según reza en sus oficiales actas, al Ilmo.  Sr. Don Manuel Millán Arjona, como Deán y presidente por el tiempo que marcan los estatutos capitulares. Sea para gloria de Dios y bien de esta catedral, como así lo imploramos de María Santísima en el Misterio de la Encarnación, titular de este templo, así como a las Santas Alodía y Nunilón, patronas de Huescar, y también de la Puebla de don Fadrique para que nadie se agravie, pues no en balde es el primer Deán oscense del que tenemos noticia.

 

La Virgen de la Humildad

 

El cura de Alcañiz

le llama a las narices

nariz,

y el cura de Alcañices

le llama a la nariz

narices.

 

Y así son tan felices

el cura de Alcañiz

y el de Alcañices.

Hete aquí el resumen poético de lo sucedido en el cabildo con la traslación de la imagen de la Virgen de la Humildad desde el museo a las naves catedralicias. Vino en pedir la cofradía del Santo Viacrucis, que su titular fuese expuesta a la pública veneración de los fieles sin previo pago del importe requerido para acceder al museo. Aunque la policía municipal no tiene que poner orden en las colas cada día, accedió el Cabildo a tan piadoso afecto cofrade. Mas, por ventura, ahora el problema era mayor: ¿dónde colocar la imagen?. Aquí Alcañiz y Alcañices se toparon las narices, o… la nariz. ¡En el trascoro no! Pues ¿qué habríamos de hacer entonces con Santa María del Pilar? ¿Acaso será bueno prescindir de Fray Diego José de Cádiz, tan sólo beato todavía, pero canónigo honorario de esta sede?. ¿Podría entonces situarse en la capilla de Santa Teresa?. Sin embargo: ¿Qué hacer con la mística doctora?.

Al fin, la sagrada familia le cedió el sitio, no sin que los que afirman dijeran que sí, y los que niegan dijeran que no, para a media hora más tarde, los que niegan dijeran que sí y los que afirman dijeran que no.

Sea todo este hermoso asunto de nariz y narices, para mayor gloria de la venerada imagen cuya belleza será siempre excesiva y estará por encima de todos los dimes y diretes.

Restauración de la Escolanía (Oficialmente restaurada el día de la Inmaculada del año 2014)

Nos ha venido de Sevilla un sacerdote organista joven, de nombre Alfonso y de apellidos Peña Blanco. Viene de ser canónigo y párroco en Huelva donde ya alentó el órgano y coro de aquella catedral y ahora teclea los sones del instrumento rey, al tiempo que hace concordar familias de Guadix en la donación del tiempo de sus hijos para armonizar las voces de la Escolanía. En poco tiempo ha vestido a los niños por fuera con la sotana roja y el roquete blanco y por dentro con la armonía pulsada de benéficos impulsos sonoros. Tanto los seises renovados en Inmaculada y Corpus, cuanto las interpretaciones moduladas en perfectas sintonías, ponen alma de nuevo al espacio y al tiempo de la Catedral, desde la certeza de que la sonrisa de los ministros y los fieles en las naves concuerda con la de los ángeles y los santos en el cielo.

Sea por muchos años: así los tarde don Alfonso en terminar su tesis en nuestro archivo, pues de este modo perdurará la renovada Escolanía que, cual la antigua, también hace veranear juntos a los cantores, no ya en Jerez como antes, mas sí en Almuñecar ahora. Qué hermoso es que gatopardezcamente hablando, todo cambie para que todo siga igual.

 

Fallece don Faustino Sánchez Cuevas (15/03/2015)

Nos ha dejado, siempre edificados, la persona de don Faustino, con un siglo de amabilidad como bagaje para la vida eterna. Recordado párroco de Huescar y Baza, canónigo de esta sede, de impecable y siempre grata memoria, pasó sus últimos años en Elche por motivos familiares, pero siempre tuvo presente la frecuente comunicación con este Cabildo y esta Diócesis. Mientras pudo, se sumó a la fiesta de San Torcuato, e incluso a las otras, como la de Ntra. Patrona la Virgen de las Angustias.

Destacó siempre por su celo para con la Catedral organizando a 20 señoras que cuidaron de cada capilla y altar. También trabajó en las causas de beatificación de nuestros mártires y tuvo la dicha de participar en Roma, en la de don Manuel Medina Olmos que había sido su obispo antes de la guerra civil. En aquella ocasión este archivero vio llorar durante la concelebración con San Juan Pablo II, tanto a don Faustino como a don Alfredo Raya Martínez, ambos canónigos de esta catedral y devotísimos de la persona de don Manuel Medina Olmos.

El lienzo del tapiz de los balcones vaticanos, que colgó en la beatificación, cuelga ahora, por los cuidados de don Faustino en el lateral de la capilla del Corazón de Jesús de nuestra “dives accitana”.

Si al decir de San Francisco de sales: “La amabilidad es la mitad del apostolado”, don Faustino ha ejercido la mediana amable y todo el resto de la segunda mitad en una vida entregada. Su funeral tuvo lugar en la Mayor de Baza con todo el clero diocesano, tanto los mayores que le habían conocido bien, como los menores que tenían cumplida noticia de su ejemplar vida sacerdotal.

APERTURA DE LA PUERTA SANTA DEL JUBILEO DE LA MISERICORDIA.

Convocado por el Papa Francisco y abierto en Roma, el día de la Inmaculada, hoy 13 de diciembre, tercer domingo de Adviento, se ha procedido a la apertura de la Puerta Santa del Año de la Misericordia, en todas las diócesis del mundo y también en nuestra Catedral.

A las 10, 30 de la mañana fueron convocadas todas las parroquias de Nuestra Diócesis en la Plaza de Santiago, donde una celebración de la Palabra y una lectura de la Bula papal a cargo de don Francisco Funes, dieron inicio a una multitudinaria procesión, con pancartas de todas las parroquias, siguiendo la cruz alzada y el libro de los Evangelios.

Era todo un gozo contemplar nuestras calles y plazas abarrotadas por miles de personas que entonaban himnos conocidos y cantos populares. Llegados a la plaza de la Catedral, nuestro obispo don Ginés nos esperaba revestido en la puerta lateral izquierda de la fachada principal, resplandeciente en sus dorados atavíos, gracias a la limpieza soberana realizada por la empresa de don Antonio Morillas, cuya dedicación a la Catedral desde hace años patentiza una entrega tan fecunda como digna de nuestra mejor gratitud. Las jambas de la Puerta Santa estaban decoradas con guirnaldas de flores y el recinto dignamente alfombrado.

Tras los ritos propios de la apertura, todos, con el Obispo a la cabeza, atravesamos el umbral de esta puerta que significa a Cristo, pues no en balde, el mismo Señor dice “yo soy la puerta”, dos veces, en el capítulo décimo del Evangelio de San Juan.

Una solemne y numerosísima celebración de la Eucaristía, concelebraba por muy numeroso clero de toda la Diócesis, puso digno colofón a una jornada en la que la práctica totalidad de las parroquias diocesanas vivieron la alegría de reconocerse en comunión con Cristo y con los hermanos en esta memorable jornada jubilar. Don Ginés, que citó al Papa Francisco en numerosas ocasiones durante su homilía, nos convocó a la vivencia de las obras de misericordia como expresión de una experiencia evangélica completa que ha de experimentarse tanto en la espiritualidad como en la materialidad de la Misericordia.

Un gran número de confesores administró el perdón divino a incontables penitentes, que alcanzaron así las condiciones requeridas para lucrar la indulgencia plenaria propia del Jubileo.

Durante todo el Año de la Misericordia con multitud de comunidades, grupos y entidades de toda naturaleza se irán acercando a la Catedral para atravesar la Puerta Santa y celebrar este jubiloso año.

El gran teatro del mundo y la sonrisa de dios.

La Hermandad del Santísimo Sacramento de la Catedral, que cuenta entre sus miembros históricos al Cardenal Don Gaspar de Ávalos, a los obispos Fonseca y Montalbán, a literatos canónigos como Mira de Amezcua, el Magistral Domínguez o al Arcediano Valverde y a personajes accitanos como los Barradas, de la Cueva y Benavides… para llegar a Pedro Antonio Joaquín Melitón de Alarcón y Ariza, o Ponce y Pozo y Medina Olmos, todos han conformado la Cofradía más documentada y de mayor raigambre histórica de Guadix.

Dese hace tres años, una junta renovada de la Hermandad, está poniendo las bases de la recuperación de esta cofradía servidora de la Fiesta del Corpus Christi en Guadix. La recuperación de los bailes de seises, la decoración de la torre, la promoción de altares eucarísticos efímeros, tanto dentro como fuera del templo catedralicio o la asistencia, por fin lograda, de todas las hermandades sacramentales de penitencia y de Gloria, está contribuyendo a revitalizar el culto al Santísimo Sacramento. También fuera de la misa con los prolongados ratos de meditación dirigida durante los días de la Octava, desde el Domingo de Corpus al siguiente.

Para la completa restauración de lo que fue en siglos pasados el Corpus accitano, restaba por reedificar la costumbre de representar autos sacramentales: verdaderas piezas teológicas, devotas y catequéticas de nuestro teatro clásico, escritas por aquellos grandes curas que fueron Calderón, Lope, Mira de Amezcua, Góngora, Gracián o Tirso de Molina…

Este año, por fin, con la inestimable colaboración de la Asociación para Promoción de la Cultura y el Arte “La oruga azul”, ha venido en completarse la iniciativa de la Hermandad. Durante siglos, el mayor gasto de esta venerable compañía era la de la representación de las piezas sacras en honor de la Divina Majestad Eucarística. Ha llegado la hora, felizmente, de poder felicitarnos de nuevo con la gratuidad de un servicio de voluntariado cultural que ha puesto a doce actores, una directora, en la persona de Dori Hernández Montalbán, y servidores de los equipos de sonido, vestuario, atrezo, acogida… etc. Y todo un elenco de voluntarios, que desde la más perfecta generosidad han puesto su entusiasmo al servicio de la restauración íntegra del Corpus de Guadix.

Entrados ya en la representación propiamente dicha, hay que afirmar, al menos, tres aspectos fundamentales: el marco es el mejor de Guadix, incomparablemente superior a cualquier otro, pues la Catedral repleta de público silenciosamente respetuoso y entusiasta en sus aplausos, vivió una jornada de cultura llena de feliz acierto ; la compañía, nacida de La oruga azul, llenó la catedral de versos clásicos repletos de hondura espiritual y de hermosa dicción literaria; finalmente las concesiones musicales, las bellezas del vestuario, contrastante entre ricos y pobres, reyes o labradores, pasando por bellezas lisonjeras o religiosas austerísimas, todo sumó, sin resta alguna, hacia una manifestación cultural de gran porte.

Cuando el culto genera cultura y la cultura se hace digna y humilde manifestación orante, se produce el milagro de cumplir los dos grandes mandamientos en una sola y elegante tarde. El mismo Calderón lo resume con sus geniales versos:

“Ama al otro como a ti

y obra bien que Dios es Dios”

Ciertamente, en la tarde del día 19 de junio del año 2016, en Guadix, desde el altar mayor de su Catedral, durante más de una hora, un templo repleto pudo aprender a amar a través del teatro clásico español. No es pequeña cosa ahondar en el gozo de la belleza y disfrutarla con reconocido buen gusto, tanto más cuanto que esas ocasiones no se nos ofrecen todos los días.

Desde Pablo VI, pasando por el actor Juan Pablo II, para llegar al artista y soberano músico Benedicto XVI, todos han proclamado que el ambiente del culto, o sea, el templo, puede ser ámbito adecuado para la cultura que nace de la alabanza divina, siempre que tenga la excelencia de la calidad, y no contradiga la naturaleza propia del recinto sagrado. El Papa Francisco ha llegado a más, pues el domingo día 12 del corriente mes, enriqueció la proclamación litúrgica del evangelio durante la misa papal, con una representación dramática del texto en el que la mujer pecadora enjuga con sus lágrimas los pies de Cristo en casa de Simón el fariseo.  ¿Se comprende ahora por qué el arte al servicio del culto, evangeliza por sí mismo?

Es de justicia agradecer a La oruga azul su esfuerzo, sólo comparable con su acierto, al tiempo que emplazamos a este singular grupo de apóstoles de la cultura a futuras y renovadas ocasiones de mostrar la alabanza divina y el amor fraterno, a través de una cultura que sirve al culto y a los pobres. Por ello, la Catedral también se llenó esa bendita tarde de productos de higiene personal y doméstica, con destino a los que menos tienen: culto, cultura y caridad, es decir, la sonrisa de Dios.

Manuel Amezcua Morillas.

Consiliario de la Hermandad del Corpus.

 Fallecimiento de Don José Gómez Casas.

El 29 de agosto de 2016, el Señor Obispo presidía la misa en favor de la vida eterna de Don José Gómez Casas, en la Capilla del Tanatorio de San José de Granada, cuyo cementerio le da reposo.

Don José era hijo de Juan y de María, nacido en Fonelas el 21 de marzo de 1932. Cursó sus estudios en el Seminario de Guadix y en la Facultad de Teología de Granada y fue ordenado sacerdote por Don Rafael Álvarez Lara, el 22 de junio de 1958.

Comenzó sus labores sacerdotales como vicario parroquial de Orce y en el año 1961 fue nombrado párroco de Albuñán. En el 1965 es trasladado a Castril y ya en el 73 hasta el 1979 será párroco de Huescar. Desde el año 1980 hasta el 2000 trabaja veinte años en la parroquia del Sagrario de Guadix, es por ello que entrañablemente se le conocerá en nuestra ciudad como “Don José del Sagrario”, título con el que él mismo se presentaba.

Otros cargos han sido: Arcipreste de Huescar y Capellán de sus Dominicas, Delegado para la formación del clero, Administrador de los seminarios, Juez diocesano, Notario mayor del Obispado…

Desde el año 1997 es Canónigo de la S.A.I. Catedral de Guadix, Delegado de Ecumenismo, miembro de la comisión gestora del Museo de la Catedral, Ecónomo del Cabildo y miembro del Consejo del Presbiterio.

Don José se distinguió, en cuanto Licenciado en sagrada teología, por una extensa e intensa profundización en los saberes y sabores de la “Sacra página”, cuyo fruto más completo lo constituyen, a lo largo, a lo ancho y a lo hondo de su dilatada vida sacerdotal, las homilías repletas de reciedumbre teológica.

Con su pérdida, este Cabildo Catedralicio se duele tanto de su ausencia, cuanto se encomienda a su intercesión ante el Señor, en la esperanza de que ya sí haya conocido la teología de Dios y al Dios de la teología, de modo completo e íntegro. Descanse en paz.

Deán reelegido y renovado.

El 2 de febrero fiesta de la Presentación de Cristo en el Templo, tomó posesión, en su segundo mandato como Deán del Cabildo, el Muy Ilustre Sr. Don Manuel Millán Arjona, cuya reelección le compromete tanto a él como a los Sres. Capitulares a proseguir en su entrega a esta Iglesia Madre de la Diócesis.

Le ayude el Señor tanto cuanto él se deje. Amén.

Acción de gracias por los nuevos mártires

         El sábado día 22 de abril, presidida por nuestro obispo, tuvo lugar la misa de acción de gracias por la beatificación de los trece nuevos Beatos, muchos de los cuales están vinculados a nuestro cabildo y a esta Iglesia Catedral. Al colocar sus benditos nombres en este Libro de Crónica, aceptamos el inmenso Don que Dios nos hace desde el compromiso para que su culto sea intenso y extenso desde este templo:

Melitón Martínez Gómez, párroco de Fiñana (Almería). Natural de Jérez del Marquesado.

Francisco Martínez Garrido, arcipreste y párroco de Huéscar. Natural de Siles (Jaén).

Joaquín Gisbert Aguilera, párroco de Doña María (Almería). Natural de La Calahorra.

Antonio Torres García, párroco de Santiago de Guadix. Natural de Caniles.

Gregorio Morales Membrives, sacristán mayor de la catedral de Almería. Natural de Rejano, Caniles.

Aquilino Rivera Tamargo, párroco de San Clemente y coadjutor de Huéscar. Natural de Peal de Becerro (Jaén).

Aurelio Leyva Garzón, coadjutor de Santiago de Guadix. Natural de Guadix.

Manuel Alcayde Pérez, natural y coadjutor de Fiñana (Almería).

Santiago Mesa Leyva, beneficiado de la catedral. Natural de Guadix.

Torcuato Pérez López, sacristán mayor de la catedral de Guadix. Natural de Guadix.

Antonio Sierra Leyva, capellán del colegio católico de Institución (Almería), ex beneficiado de la

Catedral de Guadix. Natural de churriana de la Vega.

Juan Garrido Requena, capellán de las Escuelas del Ave María, en granada, ex coadjutor de Caniles. Natural de Alcóntar, Serón (Almería).

Gabriel Olivares, Franciscano. Natural de Baza.

            En la espera por recibir las prometidas reliquias desde la diócesis de Almería y desde las parroquias más vinculadas a ellos de nuestra Diócesis, glorificamos al Señor, Rey de los Mártires, por aquellos que murieron perdonando como el mismo Jesucristo desde la Cruz.

Corpus en Guadix

            Tanto la fiesta del Corpus, anteriormente, la de San Torcuato, han alcanzado este año una mejor y mayor participación de fieles. En concreto el Corpus Christi ha renovado la decoración de la torre y la rampa de acceso procesional al templo. También se ha visto incrementada la participación activa delos fieles por medio de nueve altares: Infantitas, Cáritas Interparroquial, Asociación de la Medalla Milagrosa, Hermandad Sacramental de Pasión y Rosario, Comercio de Miguel Amezcua. La parroquia de Santiago ha ofrecido una originalísima y muy vistosa alfombra de sal de colores en la calle Ancha dentro de su demarcación parroquial. Esta novedad ha causado gran impacto.

Ya en el interior de la catedral las hermandades de La Esperanza, La Humildad y La Obediencia, también han decorado sus respectivas capillas, y la del Santo Sepulcro en el tras coro, no solo en la fiesta del Señor sino además durante toda la Octava.

El Cabildo muestra su gratitud por tanta colaboración.

 

Pruebe el avisado lector, lleno de tierna piedad por la infancia, a viajar con un número suficiente de niños como para terminar, hasta mucho más arriba de la coronilla, de canciones infantiles en el coche o, acaso, mucho más debajo de la espalda, de películas de dibujos animados en las pantallas de smartphone o la tablet. Por si no fuera bastante, los adultos habrán de responder una media de sesenta veces por kilómetro a la pregunta más reiterada de los viajes infantiles: “¿Queda mucho?”. Superados todos esos trámites, los adultos y su pueril grey llegan a lugares que son de interés para los mayores, pero que no suscitan la más mínima ilusión a los pequeños: ahora arribamos al aburrimiento y su corte de males: peleas, disgustos y unos precios desorbitados para la comida de los inmaduros, además de la consabida segunda frase. Si la primera es “¿Queda mucho?” la segunda es: “mamá, me aburro”.

Me da alegría, y conste que el gozo es una de las más grandes satisfacciones con que el género humano ha sido adornado en su terrenal existencia, tan llena de monotonías y de disgustos…, me da mucha alegría, digo, contemplar lo que está ocurriendo día a día en la Iglesia de la Magdalena de Guadix.

PEDRO POVEDA EN SONETOS

(con perdón)

 

Pocas veces ejerce uno tan directamente de canónigo archivero, encargado de ir sobreabundando en la redacción del “Libro de crónica de la catedral”, sin embargo, esta es una de las ocasiones que se justifica por derecho propio. La beatificación de los mártires de Almería en total, ciento quince, el día 25 de marzo del año 2017, ha dado lugar a toda una serie de actos que manifiestan, expresan y testimonian la veneración por aquellos que entregaron su vida en testimonio de Cristo, a causa del odio a la Fe y fueron injustamente ajusticiados como el Señor. Además, murieron perdonando y ello los configura de manera particular como signos de reconciliación supremos: “nadie tiene más amor que el que da la vida por los amigos” (Jn 15,13).

La tristeza no es un derecho ni un deber, pero hay acontecimientos en los que te sientes en el deber de ejercer tu derecho a la tristeza. Tal es el caso del triste carnaval de Canarias. Me sugiere dos comentarios: uno teológico y otro cívico.

            

La gratitud es poco frecuente y la unanimidad municipal tampoco es cosa de todos los días. Mira por donde, esta vez, podemos unir las dos cosas para agradecer el acuerdo completo en la defensa de el Colegio Padre Poveda por parte de nuestro Ayuntamiento.

Me dicen, y yo me lo creo, pues entre mis muchas diversiones no se encuentran las de consultar en exceso las páginas de Internet, que las mejores y mayores valoraciones de los visitantes de Guadix, se refieren a comentarios, en muy diversos soportes, acerca de la sorpresa de nuestra Catedral y su museo, la curiosidad extraordinaria de nuestras Cuevas y la cantidad y calidad de las tapas de nuestros bares. Por contra, las quejas más frecuentes y numerosas parecen ser las siguientes: los indicadores direccionales de los monumentos y zonas de la ciudad, son muy escasos, pequeños y escritos tan sólo en castellano, con total ausencia de otras lenguas. El único servicio políglota es el de las audio-guías de la Catedral, y está muy valorado. Por otra parte, la limpieza de la ciudad, sobre todo en sus barrios periféricos llenos de ruinas, es mucho peor que muy deficiente. Finalmente, la relación calidad-precio en las comidas y hostelería en general no está suficientemente ajustada y puede resultar cara si viajas con niños. No está apenas prevista la posibilidad de menús familiares.

            Yo no entro en la valoración de la veracidad de cada una de estas afirmaciones, tanto de las más positivas como de aquellas que pueden ser muy mejoradas. Carezco de formación y medios demoscópicos  suficientes para ello. Pero aún así, no me parece desacertado el común sentir, en general, de nuestros visitantes, porque valoran mucho y muy bien las sorpresas que Guadix ofrece en su Catedral, en sus Cuevas y en su gastronomía, al tiempo que nos llama la atención con severidad sobre el estado ruinoso de nuestro casco histórico o sobre la escasez de indicadores y carteles en otras lenguas.

            Si la relación calidad-precio es algo que corresponde, por su propia naturaleza, a la iniciativa privada, las flechas direccionales son responsabilidad total de la administración pública. Otra cosa será la calamidad cochambrosa de los barrios de Santa Ana y San Miguel. Aquí la “roina” alcanza el más perfecto e íntegro estado de vergüenza, sin más posibilidad de redención que aquella que la teología católica ofrece en su plenitud: después de la muerte, la resurrección, o bien, la condenación eterna.

            Es ahora cuando cabe preguntarse: ¿Qué disposición vivificante y resucitadora tienen nuestras autoridades respecto del casco histórico? Es cierto que le corresponde, habida cuenta del estado cadavérico del difunto, tanto a la autoridad nacional, cuanto a la autonómica, provincial y local. El bien común ha de ser buscado en cuanto bondad y en cuanto comunidad completa. Guadix no es capaz, por sí sólo, de resucitar su casco histórico. El estado en que se encuentran partes importantes de las calles de nuestra ciudad ya no es recuperable con los solos medios privados o municipales. Es absolutamente imprescindible un sólido compromiso de la Diputación Provincial y de la Junta de Andalucía… incluso del Gobierno central: a los ejemplos de Antequera, Ronda, Úbeda, Baeza, Arcos de la Frontera, Medina Sidonia o Écija y Estepa me remito. Gran parte de estas ciudades no tienen un patrimonio comparable al de Guadix, otras sí nos superan ampliamente, pero en todo caso esas ciudades están conservadas y dignísimamente dispuestas como un limpio escaparate, para lucir sus saberes y sus sabores. Guadix en cambio, alimenta su decrepitud a base de sucísimas fachadas, derrumbes interiores e imperio de los roedores de tamaño comparable al del “brontosaurius rex”, que era una enormidad.

            Es notable el empeño por la promoción de Guadix en la última edición de FITUR, centrada en el Cascamorras, la Semana Santa y una colección de breves y acertados vídeos sobre aspectos concretos de la ciudad y su entorno. Se hace evidente que si queremos construir un destino turístico apto, hemos de continuar por estos caminos. Con todo, tengo experiencia de haber guiado a foráneos, tanto para ver los desfiles de la Semana Santa como para seguir los pasos del Cascamorras. Desde pequeñillo me enseñaron a “cortar” por callejas y callejuelas para volver a ver las procesiones o las carreras del  9 de septiembre. Aquí empieza el horror, terror y pavor. Sin cargar las tintas he de decir que la vergüenza ajena recibe el grado de honoris causa, si no fuera porque se adentra en el de horroris causa… y ello sin humoris causa y en grado de amoris causa.

Que el aborto es progresista

se dijo en el banco azul

pero, la abuela que es lista

dijo: ¡ En el nombre de Jesús!

Sabido es cómo los cuatro puntos cardinales sirven de mucho, incluso de rosa de los vientos, o si se quiere, de manecillas del reloj: colóquese el amable lector mirando al norte con su esfera horaria y haga coincidir las doce con el norte, las tres con el este, las seis con el sur y las nueve con el oeste. Dirá el lector que para qué ha de someterse a semejante argucia espaciotemporal. Pues bien, la respuesta no es ni más ni menos que la siguiente: