Cerrado por vacaciones, pero no parado por vacaciones

Escrito por  |

Si, si, has leído bien, estamos cerrados por vacaciones, pero no parados por vacaciones, es decir, en este tiempo estival, vamos a tomarnos unos días de descanso bloguero, pero no estaremos parados, pues la vida sigue y son muchas las actividades que, desde la Iglesia en salida, tenemos emprendidas y le estamos dando forma durante el verano: 

 

-        Participación en los círculos de silencio de apoyo a inmigrantes y refugiados que, cada jueves primero de mes, se están celebrando, a partir de las nueve de la noche, en la Plaza de las palomas de Guadix. Además de sensibilizar sobre esta situación de crisis humanitaria que suponen los refugiados, se quiere también formar e informar a la ciudadanía, así como emprender acciones que puedan llegar a acoger alguna que otra persona refugiada.

-        Campo de trabajo en Jérez del Marquesado donde participan unas 65 personas, de siete años en delante, de los pueblos de Cogollos de Guadix, Albuñán y Jérez del Marquesado, así como algunas que vienen a pasar unos días en estas tierras. Dicho campo, consta de actividades formativas, talleres, juegos, piscina, celebraciones de la Eucaristía, veladas, etc. donde damos participación a familias enteras. Se organiza desde la Parroquia de Jérez del Marquesado y colaboran, activamente, monitores de Jérez del Marquesado y lo coordina un grupo de la Iglesia de San Francisco de Granada que, en este año, estará compuesto por familias enteras como experiencia piloto para desarrollar experiencias similares en lugares de misión.

-        Aprendizaje de bailes regionales y participación en rondallas a fin de recoger el folklore tradicional tan rico que tenemos en nuestra zona.

-        Y… en fin, toda una serie de actividades que vayan haciendo llevadero el tiempo de verano, (piscina, playa, viajes, lectura, familia, fiestas…) pero que, supongan un descanso de la rutina diaria y nos hagan tomar fuerzas para emprender el próximo curso pastoral 2016-2017 con buen humor y con entusiasmo, porque “la mies es mucha” y hay que trabajarla.

Deseo, para toda aquella persona que me está leyendo en este momento, que también este tiempo de verano sea un momento de oportunidad y de descanso tan necesario en la vida.

Así que, lo dicho, cerramos por vacaciones… y nos volveremos a encontrar allá por el mes de septiembre. ¡Feliz verano!

Parafraseando al poeta, lo nuestro es seguir haciendo camino… porque se hace camino al andar.

José Mª Tortosa

Párroco de Jérez del Marquesado y Albuñán. Delegado de Apostolado Seglar