Beato Santiago Mesa Leyva

Escrito por 

Beneficiado de la Catedral de Guadix

Nació en Guadix, el 13 de febrero de 1875, y fue bautizado a los nueve días en la Parroquia de San Miguel de esta ciudad. El 22 de diciembre de 1900 fue ordenado sacerdote en Guadix. Fue asesinado el 30 de agosto de 1936 en el Barranco del Chisme, del municipio de Enix, provincia de Almería, contando con 61 años de edad.

La humilde cuna del Siervo de Dios (su padre era zapatero en Guadix), se une con la humildad y grandísima sencillez de los datos que para esta ocasión de su muerte martirial pueden aportarse.

Recibió el presbiterado el 22 de diciembre de 1900 y discurrió su vida sacerdotal como coadjutor de La Peza, de donde pasa en 1906, a la Parroquia de Venta-Quemada, hasta que en 1914, es nombrado Beneficiado de la Catedral de Guadix "siendo un asiduo cumplidor del coro y de todas las ceremonias".

De este sacerdote afirman dos testigos que comparecen en el proceso de beatificación:

“El motivo de su martirio era solamente porque era sacerdote... y goza de fama de martirio".

Prisión

No quiso quedarse sin celebrar la Misa el día 25 de julio de 1936, día de su onomástica siendo detenido entonces con el beato Aurelio Leyva  y llevado en ferrocarril a Almería, en el mismo vagón que el obispo de Guadix y otros sacerdotes.

Martirio

Se sabe que tuvo la misma suerte que los demás, yendo a parar a los Pozos de Tabernas, donde lo asesinaron con los dos obispos, otros nueve sacerdotes y tres seglares.

Queda constancia en esta brevedad de su perfil, la repetición insistente de los dos testigos sacerdotes que comparecen y dicen:

"El motivo del martirio era solamente por ser sacerdote".