Beato Torcuato Pérez López

Escrito por 

Sacristán Mayor de la Catedral de Guadix

 Nació en Guadix,  el 4 de junio de 1881, donde fue bautizado dos días después en la Parroquia de Santa Ana. El 27 de mayo de 1904 fue ordenado sacerdote en Guadix, con dispensa de edad. Fue asesinado el 30 de agosto de 1936 en el Barranco del Chisme, del municipio de Enix, provincia de Almería.

Los testigos, en su breve declaración en el proceso rogatorial celebrado en Guadix, insisten en el "motivo del martirio que era solamente por ser sacerdote", de modo que es calificado como "buen sacerdote y mártir de la fe ".

Hay que recordar las palabras del salmo: "Zelus domus tuae comedit me..." (Ps. 68,10). El testigo narra el cuidado por la limpieza de la Catedral que era tarea continua en este sacerdote; sobre todo insiste en la preocupación en los días del inicio de guerra:

"En los días siniestros de los incendios, antes del alzamiento (18 de julio de 1936) pasaba en las puertas de la Catedral las noches en guardia por si alguno se acercaba a prender fuego...; tomado Guadix por los rojos almerienses...; llegaron amenazándole si no les descubría el "tesoro" y el "dinero" de la Catedral".

Este amor a la Catedral, manifestado en su cuidado por ella, lo completó dejando en testamento su pequeña casa como herencia para la propia Catedral.

Prisión y martirio

Fue apresado por Antonio Cánovas Padilla, el mismo que detuvo a los beatos Aurelio Leyva  y Santiago Mesa.

Una vez cogido prisionero fue llevado en ferrocarril a Almería, junto con el obispo de Guadix, y Don Segundo Arce y otros sacerdotes de Guadix .

Al llegar a Almería, es instalado en la Plaza Careaga junto con los obispos de Almería y Guadix, y con los otros beatos Juan Garrido Requena, Segundo Arce Manjón y José María Martínez Vizcaíno , hasta recibir el martirio en la noche del 29-30 de agosto de 1936, en el Barranco del Chisme.

El discurrir de aquellos días en la Plaza Careaga, formando una pequeña comunidad orante, y los sucesivos traslados a las distintas cárceles y al barco Astoy Mendi, es relato idéntico para todos los componentes de este pequeño grupo.