Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

“ESTAR CON AMOR EN LAS BODAS DE LA VIDA”

“Así, en Caná de Galilea, Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria y creció la fe de sus discípulos en él” (Jn 2,1-11). Con qué elegancia nos presenta el Evangelio de Juan el inicio de la vida pública de Jesús. ¡Ole y ole! podríamos decir en nuestro lenguaje, desde nuestra querida Andalucía. Es un gesto revelador de su persona, de su misterio, de su misión, que consiste, principalmente, en manifestar el amor del Padre hacia cada uno de los hombres y mujeres que vivimos en este mundo. Son signos (semeion) que ofrecen una liberación y necesitan actualización por nuestra parte para adaptarlo al tiempo que vivimos y poderlos entender.

La Hermandad de La Piedad, de Guadix, ha visitado al nuevo obispo accitano, Mons. Francisco Jesús Orozco, para presentarle no solo lo que hace la Hermandad a lo largo del año sino, sobre todo, la fiesta del Cascamorras y esta tradición que, más que separar, une las ciudades de Guadix y de Baza. El encuentro tuvo lugar el viernes 18 de enero, en el obispado.

La celebración, en la que los niños expresaron su agradecimiento a las hermanas, estuvo presidida por el obispo de Guadix


La comunidad de religiosas Esclavas de la Inmaculada Niña, de Guadix, más conocidas entre los accitanos como las religiosas de la Divina Infantita, ha despedido a tres de sus hermanas, que dejan la ciudad de Guadix para iniciar otras tareas en la congregación. Con una Misa de acción de gracias por su labor, la comunidad de Guadix y los niños que hay en el colegio han podido despedirlas. La Eucaristía, celebrada el 17 de enero, ha estado presidida por el obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, y ha sido concelebrada por el capellán de las religiosas, Manuel Millán.

La experta Lucía Contreras destacó que la protección de datos es importante para la Iglesia porque detrás de esos datos hay personas, cuya dignidad hay que proteger

La mañana del miércoles 16 de enero ha sido de formación para el clero accitano. La mayoría de los sacerdotes de la diócesis de Guadix, acompañados por el obispo, Mons. Francisco Jesús Orozco, han vivido una jornada intensa de formación sobre la nueva normativa referente a la protección de datos, que ha entrado en vigor en 2018.

El obispo de Guadix, Mons. Francisco Jesús Orozco, ha administrado el sacramento de la Confirmación a 13 feligreses de Galera. La celebración tuvo lugar el pasado sábado, 12 de enero, en la parroquia, donde el nuevo obispo fue recibido a su llegada por el párroco, Sebastián Robles.

Como cada año, las religiosas de vida apostólica, conocidas comúnmente como de vida activa, con motivo de la Navidad, han visitado uno de los monasterios de religiosas de vida contemplativa para felicitar a sus religiosas y tener con ellas un momento de convivencia.

 

El domingo 13 de enero, Mons. Francisco Jesús Orozco asistió al partido de fútbol entre el Guadix CF y el Jaén CF, para animar al equipo local y mostrarle su apoyo. Fue invitado por la directiva del equipo accitano.

El sábado 12 de enero, el cabildo de la catedral de Guadix se ha reunido con el nuevo obispo accitano para que el nuevo prelado conozca esta institución y la labor que realiza. La reunión, que tuvo lugar en la catedral, comenzó con la presentación que hizo el deán de la situación en la que se encuentran tanto el cabildo como la misma catedral.

 

BAUTIZADOS PARA IMPLICARNOS EN LA VIDA CONCRETA

“Consolad, consolad a mi pueblo, -dice vuestro Dios-” (Is 40,1-5) es lo que el profeta Isaías proclama con fuerza. Y nosotros añadimos, “hablad al corazón del hombre” y mostrarle lo que el Señor quiere que haga; sensibilizarlo para que se comprometa con el mundo en el que vive y sea signo de esperanza y misericordia.

BAUTIZADOS PARA IMPLICARNOS EN LA VIDA CONCRETA

“Consolad, consolad a mi pueblo, -dice vuestro Dios-” (Is 40,1-5) es lo que el profeta Isaías proclama con fuerza. Y nosotros añadimos, “hablad al corazón del hombre” y mostrarle lo que el Señor quiere que haga; sensibilizarlo para que se comprometa con el mundo en el que vive y sea signo de esperanza y misericordia.