Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

“EL AMOR NO PASA NUNCA”

Si buscamos un elemento común, un mensaje común que se repita en la Palabra de Dios, descubrimos que es la experiencia permanente del Amor la que ocupa muchas líneas. Más importante que cualquier práctica religiosa, que cualquier procesión, que cualquier rosario, que cualquier Eucaristía, es el amor. Toda la Biblia está impregnada de ello y se nos recuerda constantemente. Es como un memorial continuo que se ha de repetir y transmitir de generación en generación (Dt 6,2-6) porque esa experiencia es el compendio de todo el mensaje que Jesús vino a ofrecer (Mc 12,28b-34) y que él mismo vivió como experiencia fundante de su propia vida. Por vivir radicalmente su vida, ofreciéndose una vez para siempre, por amor, “tiene el sacerdocio que no pasa” (Hb 7,23-28). Un amor a Dios y, por ende, también al prójimo, sin distinciones ni discriminaciones. Un amor, que es raíz de toda ley y de toda práctica religiosa. Así, el estribillo del Salmo 17, ofrece la respuesta del creyente: “Yo te amo, Señor”; contigo y desde ti me comprometo a amar a mis prójimos.

“EL AMOR NO PASA NUNCA”

Si buscamos un elemento común, un mensaje común que se repita en la Palabra de Dios, descubrimos que es la experiencia permanente del Amor la que ocupa muchas líneas. Más importante que cualquier práctica religiosa, que cualquier procesión, que cualquier rosario, que cualquier Eucaristía, es el amor. Toda la Biblia está impregnada de ello y se nos recuerda constantemente. Es como un memorial continuo que se ha de repetir y transmitir de generación en generación (Dt 6,2-6) porque esa experiencia es el compendio de todo el mensaje que Jesús vino a ofrecer (Mc 12,28b-34) y que él mismo vivió como experiencia fundante de su propia vida. Por vivir radicalmente su vida, ofreciéndose una vez para siempre, por amor, “tiene el sacerdocio que no pasa” (Hb 7,23-28). Un amor a Dios y, por ende, también al prójimo, sin distinciones ni discriminaciones. Un amor, que es raíz de toda ley y de toda práctica religiosa. Así, el estribillo del Salmo 17, ofrece la respuesta del creyente: “Yo te amo, Señor”; contigo y desde ti me comprometo a amar a mis prójimos.

Mons. Francisco Jesús Orozco fue nombrado obispo de Guadix el pasado 30 de octubre. Al día siguiente, concedió una entrevista a la Oficina de Comunicación de la diócesis de Guadix. Mons. Francisco Jesús Orozco, es natural de Córdoba y será consagrado obispo de Guadix el 22 de diciembre, en la catedral.
Se puede ver la entrevista completa aquí, o en este enlace

El pasado domingo 28 de octubre, tuvo lugar el I Encuentro de la Pastoral Vocacional de este curso, que se realiza conjuntamente entre CONFER y la Delegación Diocesana para la Pastoral Vocacional. Está destinado a adolescentes y jóvenes del ámbito diocesano. El encuentro se realizó en Castril, hasta donde también se trasladó el Seminario Menor de San Torcuato para participar con los convocados y las religiosas de la Inmaculada Niña (Divina Infantita) y las religiosas de Cristo Sacerdote (Casa Diocesana de Espiritualidad).

Gracias a la delegación de MCS de la diócesis de Córdoba podemos conocer mejor al nuevo obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco Mengíbar, a través de las fotos que nos han hecho llegar. Corresponden a diferentes momentos de su actividad pastoral en la diócesis de Córdoba.

Mensaje de D. Javier Martínez, arzobispo de Granada, tras el nombramiento episcopal del obispo de Guadix

Al tener conocimiento del nombramiento por el Santo Padre del nuevo obispo de Guadix, no puedo más que dar muchas gracias a Dios. Se las doy a Él y al Santo Padre, por haber cubierto esta Diócesis, que ya llevaba unos cuantos meses sin obispo y que tenga un Pastor. Que Dios bendiga también a su pastoreo; que pueda continuar la obra tan cariñosamente y tan bien hecha por su antecesor, D. Ginés.

Con un vídeo, el nuevo obispo de Guadix. D. Francisco Jesús Orozco, se ha dirigido a todos los diocesanos. En su mensaje manifiesta lo que ha supuesto para él este nombramiento, al tiempo que se dirige a todos los diocesanos, a los que lleva ya en el corazón. Lo primero que nos pide es que recemos él, “para que pueda ser el obispo que os merecéis”, dijo. Saluda a las autoridades, a las instituciones diocesanas, reconoce que se une a la larga historia de obispos del episcopologio accitano, y termina encomendándose a la Virgen María, en su advocaciones de las Angustias, la Piedad y Gracia, para “ponerme y poneros en sus brazos desde este momento”.

 

A LA DIÓCESIS DE GUADIX

En estos momentos en que La Santa Sede acaba de hacer público que nuestro Santo Padre Francisco, a fin de proveer el gobierno pastoral de la diócesis de Guadix, se ha dignado nombrarme Obispo de esa sede, mis primeras palabras y mi corazón se elevan al Señor en acción de gracias. Quiero renovar mi confianza en Cristo que sigue pronunciando hoy, fijando sus ojos en mí, aquel “Sígueme” que hizo nacer a la Iglesia y que la sigue llenando de su presencia cercana y salvífica.

-Francisco Jesús Orozco Mengíbar es vicario general y moderador de la curia en la diócesis de Córdoba desde 2011

-Sucede en la diócesis de Guadix a monseñor Ginés Ramón García Beltrán, actual Obispo de la diócesis de Getafe

- Ocupa el puesto número 89 en el episcopologio accitano, la diócesis más antigua de España.

El nuevo obispo de Guadix, D. Francisco Jesús Orozco Mengíbar, nació en Villafranca de Córdoba, en 1970, y fue ordenado presbítero el 9 de julio de 1.995, en la Santa Iglesia Catedral de Córdoba por monseñor José Antonio Infante Florido. Es Doctor en Teología por la Universidad Lateranense de Roma.

 

La Santa Sede ha hecho público, a las 12.00 h. de hoy, martes 30 de octubre, que el papa Francisco ha nombrado al sacerdote Francisco Jesús Orozco Mengíbar obispo de Guadix. Así ha sido comunicado por la Nunciatura Apostólica en España a la Conferencia Episcopal Española (CEE). Francisco Jesús Orozco es en la actualidad vicario general de la diócesis de Córdoba.