Oficina de Comunicación

Oficina de Comunicación

 

La ciudad de Guadix acogerá las Segundas Jornadas de Estudio sobre la Catedral de Guadix y Arte Sacro, que se van a celebrar los días 26 y 27 de octubre. Están organizadas por el cabildo de la Catedral accitana y el Instituto de Estudios Pedro Suárez, y cuentan con la colaboración de la empresa Arti Splendore, que gestiona las visitas a la Catedral. Tendrán lugar en el salón de actos del obispado de Guadix y, aunque están abiertas a todos los que quieran participar, de manera gratuita, se requiere inscripción en el email ceps@cepedrosuarez.es, para facilitar la organización, dado que las plazas son limitadas. El Centro de Estudios Pedro Suárez entregará un diploma acreditativo de asistencia a las Jornadas.

El administrador diocesano de Guadix, José Francisco Serrano, ha asistido a la apertura de curso académico en el Seminario San Fulgencio, de Murcia, donde cursan sus estudios los seminaristas mayores de la diócesis de Guadix. La celebración tuvo lugar el lunes 24 de septiembre, en el Centro de Estudios Teológico y Pastorales de la diócesis de Cartagena, en Murcia. Comenzó con una Eucaristía que estuvo presidida por el obispo de Cartagena, D. José Manuel Lorca Planes, y que fue concelebrada, además de por el administrador diocesano accitano, por el vicario general de la diócesis de Cartagena, Juan Tudela, los rectores de los seminarios San Fulgencio y Redemptoris Mater, los directores de los centros de estudios del CETEP y del ITM, y los profesores sacerdotes.

 

La Asociación Católica de Propagandistas, la AcdP, va a organizar en Guadix, los días 13 y 14 de octubre, unas Jornadas Ecológicas sobre agricultura, ganadería y comercialización. Tendrán lugar en la Huerta de Atrás, la huerta del Palacio de la Fundación Pintor Julio Visconti, y la asistencia será gratuita, previa inscripción. Habrá conferencias, coloquios y degustación de productos ecológicos. Ya está abierto el plazo de inscripción, que se puede hacer a través de internet, en este enlace.

 

LA BENDICIÓN DE DIOS PASA POR LA ENTREGA Y EL SERVICIO
Escribo estas letras para tu reflexión, y en el marco de la Jornada Mundial de las Migraciones, seguimos recibiendo en una continua oleada a personas que llegan a nuestras costas, pobres en busca de un futuro y de una vida mejor. Se juegan, literalmente, la vida por salir de la miseria y se dejan a expensas y en las manos de los que se aprovechan de esta situación.

Nuestro país, que ha vivido de la emigración, sabe mucho de esto, pero nunca hasta tal extremo, creo yo. Pero, me da la impresión de que estamos perdiendo sensibilidad ante estas situaciones y otras parecidas, llegando a verlas normales y, olvidando, en muchas ocasiones, que el ser cristiano nos exige estar al servicio de todos para llegar a ser los primeros (Mc 9,30-37). Además, se nos exige oponernos a todo tipo de acción que vaya contra la dignidad humana, echando en cara los pecados que se comenten (Sab 2,12.17-20) contra cualquier persona; y, también, acoger al que no cuenta, porque ello es acoger a Jesús y al mismo Dios.

Tengo la sensación de que, muchas veces, seguimos enzarzados en discusiones y en afanes de poder y dinero –como los primeros discípulos de Jesús- mientras existen a nuestro lado situaciones de violencia y hambre en el mundo. Las envidias y rivalidades nos llevan al desorden y toda clase de males (Sant 3,16-4,3).

Pero, ante esta situación, Jesús da instrucciones precisas a los discípulos y presenta los criterios de la comunidad alternativa (Mc 9,11-10,52). Nuevamente instruye a sus discípulos, ¡también a nosotros!, sobre quién y cómo es el Mesías. No busca poder ni prestigio humano. Sin embargo, los discípulos, sólo están preocupados por saber quién de ellos será el más importante en la nueva comunidad. Y Jesús, conociendo su interior y su incomprensión, les pregunta: “¿De qué discutíais por el camino?”. Ellos callan, quizás por vergüenza. “El silencio otorga” solemos decir. Y qué verdad en este pasaje, pues este silencio tiene a los discípulos cerrados en su propia ambición y orgullo. “Ahora bien, dice Jesús, el que quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos. Con ello deja muy claro que se tiene prestigio y se es primero, no cuando ocupamos puestos de relevancia, sino cuando en nuestra vida hacemos sitio para quien es insignificante y necesita ayuda. Lo que nos hace ser primeros dentro de la comunidad es el servicio a los considerados últimos”. Es la opción prioritaria por los empobrecidos, los que no cuentan, los excluidos, los indefensos e irrelevantes, concretándolos en cada momento de la historia; como los niños en tiempos de Jesús y no los de ahora que lo tienen todo. Estamos llamados a sembrar paz que sea capaz de dar frutos de justicia recorriendo los pasos de Jesús por los caminos de la humildad y el servicio. Y está claro, que esto nos cuesta muchísimo entenderlo en nuestra vida personal y en nuestra Iglesia particular, dando la impresión de que cuando más comprendemos a Jesús en sus opciones y decisiones, más nos alejamos de su seguimiento y de su estilo de vida porque ello nos exige y nos compromete. Esto nos lleva a una crisis de fe parecida a la que estamos contemplando en los discípulos de Jesús durante estos últimos domingos. Comprender esta situación sólo es posible desde una vida en las que la contemplación y la oración sean frecuentes. Por ello, permitidme que termine con la oración de San Gregorio de Nisa que os invito a hacerla vuestra en el quehacer de cada día: “Que ningún aíre de orgullo se manifieste entre vosotros, sino que la simplicidad, la armonía y la actitud sencilla forjen la comunidad y que cada uno se persuada no sólo de que no es superior al hermano que vive con él, sino que no es superior a ningún hombre. Cuando haya entendido todo esto seré en verdad discípulo de Cristo”.
José Mª Tortosa Alarcón. Párroco de Jérez del Marquesado y Albuñán

PREGUNTAS:
1. ¿Es tu comunidad acogedora de los pobres? ¿En qué acciones se manifiesta?
2. ¿Cómo vive la norma “quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos”? ¿Cómo la vive tu comunidad, tu grupo, tu parroquia…?

 

 

Dibujo de Miguel Redondo. Comentario de José María Tortosa. Y preguntas para la reflexión.

 

 

 

LA BENDICIÓN DE DIOS PASA POR LA ENTREGA Y EL SERVICIO
Escribo estas letras para tu reflexión, y en el marco de la Jornada Mundial de las Migraciones, seguimos recibiendo en una continua oleada a personas que llegan a nuestras costas, pobres en busca de un futuro y de una vida mejor. Se juegan, literalmente, la vida por salir de la miseria y se dejan a expensas y en las manos de los que se aprovechan de esta situación.

Nuestro país, que ha vivido de la emigración, sabe mucho de esto, pero nunca hasta tal extremo, creo yo. Pero, me da la impresión de que estamos perdiendo sensibilidad ante estas situaciones y otras parecidas, llegando a verlas normales y, olvidando, en muchas ocasiones, que el ser cristiano nos exige estar al servicio de todos para llegar a ser los primeros (Mc 9,30-37). Además, se nos exige oponernos a todo tipo de acción que vaya contra la dignidad humana, echando en cara los pecados que se comenten (Sab 2,12.17-20) contra cualquier persona; y, también, acoger al que no cuenta, porque ello es acoger a Jesús y al mismo Dios.

Tengo la sensación de que, muchas veces, seguimos enzarzados en discusiones y en afanes de poder y dinero –como los primeros discípulos de Jesús- mientras existen a nuestro lado situaciones de violencia y hambre en el mundo. Las envidias y rivalidades nos llevan al desorden y toda clase de males (Sant 3,16-4,3).

Pero, ante esta situación, Jesús da instrucciones precisas a los discípulos y presenta los criterios de la comunidad alternativa (Mc 9,11-10,52). Nuevamente instruye a sus discípulos, ¡también a nosotros!, sobre quién y cómo es el Mesías. No busca poder ni prestigio humano. Sin embargo, los discípulos, sólo están preocupados por saber quién de ellos será el más importante en la nueva comunidad. Y Jesús, conociendo su interior y su incomprensión, les pregunta: “¿De qué discutíais por el camino?”. Ellos callan, quizás por vergüenza. “El silencio otorga” solemos decir. Y qué verdad en este pasaje, pues este silencio tiene a los discípulos cerrados en su propia ambición y orgullo. “Ahora bien, dice Jesús, el que quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos. Con ello deja muy claro que se tiene prestigio y se es primero, no cuando ocupamos puestos de relevancia, sino cuando en nuestra vida hacemos sitio para quien es insignificante y necesita ayuda. Lo que nos hace ser primeros dentro de la comunidad es el servicio a los considerados últimos”. Es la opción prioritaria por los empobrecidos, los que no cuentan, los excluidos, los indefensos e irrelevantes, concretándolos en cada momento de la historia; como los niños en tiempos de Jesús y no los de ahora que lo tienen todo. Estamos llamados a sembrar paz que sea capaz de dar frutos de justicia recorriendo los pasos de Jesús por los caminos de la humildad y el servicio. Y está claro, que esto nos cuesta muchísimo entenderlo en nuestra vida personal y en nuestra Iglesia particular, dando la impresión de que cuando más comprendemos a Jesús en sus opciones y decisiones, más nos alejamos de su seguimiento y de su estilo de vida porque ello nos exige y nos compromete. Esto nos lleva a una crisis de fe parecida a la que estamos contemplando en los discípulos de Jesús durante estos últimos domingos. Comprender esta situación sólo es posible desde una vida en las que la contemplación y la oración sean frecuentes. Por ello, permitidme que termine con la oración de San Gregorio de Nisa que os invito a hacerla vuestra en el quehacer de cada día: “Que ningún aíre de orgullo se manifieste entre vosotros, sino que la simplicidad, la armonía y la actitud sencilla forjen la comunidad y que cada uno se persuada no sólo de que no es superior al hermano que vive con él, sino que no es superior a ningún hombre. Cuando haya entendido todo esto seré en verdad discípulo de Cristo”.
José Mª Tortosa Alarcón. Párroco de Jérez del Marquesado y Albuñán

PREGUNTAS:
1. ¿Es tu comunidad acogedora de los pobres? ¿En qué acciones se manifiesta?
2. ¿Cómo vive la norma “quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos”? ¿Cómo la vive tu comunidad, tu grupo, tu parroquia…?

 

 

Dibujo de Miguel Redondo. Comentario de José María Tortosa. Y preguntas para la reflexión.

 

 

El administrador diocesano de Guadix, José Francisco Serrano, ha animado a los sacerdotes a comenzar el curso pastoral con energía, compromiso y responsabilidad. Que no haya un obispo a día de hoy en la diócesis accitana no significa que podamos dejarnos en nuestros compromisos pastorales, vino a decir José Francisco Serrano, en el inicio de curso pastoral que los sacerdotes de la diócesis de Guadix celebraron el pasado miércoles, 19 de septiembre. Aunque la diócesis está a la expectativa ante la pronta llegada de un nuevo obispo - no se sabe cuándo será-, el administrador diocesano expresó la necesidad de comenzar el curso pastoral como siempre, guiados por el Plan de Evangelización vigente y con las dinámicas pastorales, tanto parroquiales como arciprestales, que la diócesis necesita.

El Secretariado de Pastoral Juvenil va a celebrar una jornada de puertas abiertas para que los jóvenes de la diócesis de Guadix puedan conocer las propuestas que ofrece este secretariado, así como a los jóvenes que lo integran. Con el lema “Descubre Pastoral Juvenil”, esta jornada de puertas abiertas tendrá lugar en el obispado de la ciudad accitana, el sábado 22 de septiembre, a partir de las 10:45 de la mañana. Todos los jóvenes que quieran saber de las iniciativas que la pastoral juvenil va a realizar en este curso, y a las que se pueden sumar, están invitados a asistir. Les atenderán los jóvenes que ya participan de estas actividades, así como el director del secretariado, Antonio Jesús Marcos.

 

Comienza el curso pastoral en la diócesis de Guadix y lo hace con la expectativa de que, en las próximas semanas o meses, se nombre un obispo para la diócesis accitana, que se encuentra en situación de sede vacante desde el pasado mes de febrero. Desde entonces, y a la espera del nuevo prelado, al frente de la diócesis está el sacerdote José Francisco Serrano, que era el vicario general y que fue nombrado administrador diocesano, tras la marcha de D. Ginés García a Getafe. José Francisco será el encargado de marcar el ritmo de los primeros pasos del nuevo curso pastoral en la diócesis de Guadix. Ya ha convocado la reunión de comienzo de curso, que tendrá lugar el miércoles 19 de septiembre, en el Centro Diocesano de Espiritualidad.

 

La ciudad de Guadix acogerá las Segundas Jornadas de Estudio sobre la Catedral de Guadix y Arte Sacro, que se van a celebrar los días 26 y 27 de octubre. Están organizadas por el cabildo de la Catedral accitana y el Instituto de Estudios Pedro Suárez, y cuentan con la colaboración de la empresa Arti Splendore, que gestiona las visitas a la Catedral. Tendrán lugar en el salón de actos del obispado de Guadix y, aunque están abiertas a todos los que quieran participar, de manera gratuita, se requiere inscripción en el email ceps@cepedrosuarez.es, para facilitar la organización, dado que las plazas son limitadas. El Centro de Estudios Pedro Suárez entregará un diploma acreditativo de asistencia a las Jornadas.

 

EL REINO DE DIOS ES LA TAREA DEL CREYENTE

“La fe que no tiene obras, por sí sola está muerta” (Sant 2,14-18). Además, para que esa fe no se vacíe de contenido y sea correctamente entendida, necesitamos responder con frecuencia la pregunta que Jesús hace a sus discípulos “¿quién decís que soy yo?” (Mc 8,27-35). Ni el mismo Jesús se libra de hacerse esa misma pregunta porque es vital y conecta con lo más profundo de la persona. Además, la respuesta no se puede hacer esperar porque en ella nos jugamos el sentido de la vida y la orientación que a ella queremos dar.